Pekín. Toyota Motor Corp pretende aumentar las ventas de vehículos en China en un 8% a 1,6 millones este año, dijo el viernes el fabricante de automóviles japonés.

Toyota vendió 1,47 millones de vehículos en China el año pasado, un 14,3% más que en 2017.

El pronóstico de Toyota llega en un momento en que los fabricantes de automóviles en China en general se preparan para un año difícil después de que la debilidad en las ventas surgió el año pasado.

La Asociación China de Fabricantes de Automóviles (CAAM, por sus siglas en inglés) dijo este mes que espera que las ventas no muestren un crecimiento, pronosticando ventas planas de 28,1 millones de vehículos para 2019. Otros organismos gubernamentales y de la industria ven un crecimiento de 0% y 2% en la demanda general.

El mercado automotriz de China se contrajo el año pasado por primera vez desde la década de 1990.

A pesar de la desaceleración en el mercado general, las ventas de las compañías japonesas, especialmente Toyota, siguen siendo sólidas.

El año pasado, China y Japón se comprometieron a establecer vínculos más estrechos durante una visita de tres días en octubre a Beijing por parte del Primer Ministro japonés, Shinzo Abe, firmando una amplia gama de acuerdos que incluyen un pacto de intercambio de divisas por US$30.000 millones, en medio de las crecientes tensiones comerciales con Washington.

Durante la visita de Abe, el presidente chino, Xi Jinping, dijo que las relaciones bilaterales habían regresado al camino correcto y que China se aseguraría de que el impulso positivo continúe, informaron los medios estatales.