El organismo mundial de la industria de las aerolíneas, IATA, dijo este miércoles que el tráfico internacional de viajeros se hundió un 89% en febrero comparado con el mismo mes del año pasado, en medio de una nueva subida de las infecciones del COVID-19, y que no hay señales de recuperación todavía.

"El tráfico internacional de pasajeros bajó casi un 89% y no está mostrando señales de recuperación en el ambiente actual", dijo el nuevo director general de la IATA, Willie Walsh, a través de un comunicado.

Le puede interesarAerolíneas en Chile reducen al mínimo sus operaciones y se enfrentan a un escenario peor al de 2020

El rendimiento del tráfico aéreo en todas las regiones empeoró en comparación con enero de 2021. El tráfico en Asia-Pacífico disminuyó un 95,2%, la región europea cayó 89,0%y la de Latinoamérica fue tercera con una caída de 83,5%.

Las regiones Oriente Medio y Norteamérica se hundieron un 83,1% y las aerolíneas africanas tuvieron la menor baja con un 68,0%.

"Todas las regiones, excepto América Latina, experimentaron una mejora en la demanda de carga aérea en comparación con los niveles anteriores a COVID. Norteamérica y África obtuvieron los mejores resultados", destacó el organismo.

"Febrero no mostró indicios de una recuperación en la demanda de viajes aéreos internacionales. De hecho, la mayoría de los indicadores fueron en la dirección equivocada a medida que las restricciones de viaje se endurecieron ante las continuas preocupaciones sobre las nuevas variantes del coronavirus", comentó Walsh. 

Otro de los datos que destacó, fue la caída en la demanda total de viajes hasta un 74,7% en comparación con febrero de 2019. El dato es peor que la disminución del 72,2% registrada en enero pasado.

En cuanto a la demanda interna total, se redujo un 51,0% en comparación con los niveles anteriores a la crisis. En enero bajó un 47,8% con respecto al período de 2019.

Latinoamérica se precipita. Las dificultades que enfrentan las aerolíneas en América Latina se profundizan, en medio de un escenario cada vez más complejo como lo describe AméricaEconomía en su reporte Sobrevolando la crisis: ¿Quién gana y quién pierde en el reacomodo del mercado aéreo de A. Latina?

En el mes de febrero, Latinoamérica tuvo junto a Europa la mayor caída de la demanda. La región europea cayó 6 puntos hasta un 89,0%, mientras que América Latina disminuyó 5 puntos a un 83,5%. La región correspondiente a Norteamérica le siguió de cerca con una pérdida de 4 puntos hasta un 83,1%, lo que deja al continente América con el peor resultado.

Al comparar la capacidad de las aerolíneas durante el segundo mes del año, otra vez Latinoamérica aparece en el podium. En este factor, Asia-Pacífico lideró la caída con un 87,5%, seguido de Europa con 80,5% y América Latina con 75,4%. El resto de las regiones se mantuvieron por debajo del 68%.

Finalmente, el factor de ocupación en Latinoamérica cayó 26,7 puntos porcentuales a 54,6%, el más alto entre las regiones por quinto mes consecutivo. En contraste, Asia-Pacífico tuvo la ocupación más baja con 31,1%, según los datos publicados por la IATA. Europa registró un 46,4%, Oriente Medio (39,0%), Norteamérica (36,7%) y Africa (49,1%).

Aumenta la carga. A diferencia del mercado aéreo de pasajeros, el de carga registró en febrero de este año, mayores niveles a los anteriores a la pandemia con un aumento del 9% en comparación con febrero de 2019.

"Todas las regiones, excepto América Latina, experimentaron una mejora en la demanda de carga aérea en comparación con los niveles anteriores a COVID. Norteamérica y África obtuvieron los mejores resultados", destacó el organismo.

En Latinoamérica, hubo una disminución del 20,5% en los volúmenes de carga internacional en febrero en comparación con el período de 2019; esto representa un mayor deterioro desde enero cuando la demanda bajó el 17,5%.

"Los impulsores de la demanda de carga aérea en América Latina siguen siendo relativamente menos favorables que en las otras regiones. La debilidad en los mercados de Centro y Sudamérica, que cayó alrededor de 40% en comparación con febrero de 2019, continuó superando la recuperación total observada en las rutas de América del Norte, cuyos niveles aumentaron un 10%", detalla la IATA.

A nivela global, la demanda de febrero también mostró un fuerte mes al compararlo con los niveles de enero pasado (el aumento fue de +1,5%). En tanto, los volúmenes han regresado a los niveles de 2018, vistos antes de la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

"La demanda de carga aérea no solo se está recuperando de la crisis de COVID-19, está creciendo. Con una demanda en un 9% por encima de los niveles previos a la crisis, uno de los principales desafíos para la carga aérea es encontrar capacidad suficiente. Esto hace que la carga rinda un punto brillante en una situación industrial que de otro modo sería sombría", sentenció Willie Walsh.