Colombia.- Ecopetrol informó que reiniciará algunas actividades en el campo Tibú y la Planta Sardinata. La decisión se tomó después de 42 días de suspensión de operaciones por las condiciones de orden público que se presentaron en la zona, como el incremento de válvulas ilícitas para robar crudo, disturbios en la zona y amenazas contra contratistas y trabajadores, así como destrucción de vehículos.

Estas situaciones, según Ecopetrol, "pusieron en riesgo la vida de los trabajadores directos y contratistas y afectaron considerablemente el medio ambiente y la infraestructura petrolera". 

"Personal experto de Ecopetrol, en conjunto con las autoridades, realizarán unas inspecciones a las instalaciones con el fin de verificar su estado y asegurar el reinicio de algunas actividades operativas. En las últimas semanas y a pesar de la suspensión, Ecopetrol habilitó varias cuadrillas ambientales para control y mitigación de los derrames de hidrocarburos ocasionados por actos irregulares de grupos al margen de la ley", dijo la compañía en un comunicado.

La empresa destacó "las iniciativas que se llevarán a cabo durante la Semana por La paz, liderada por el Concejo Municipal de Paz y acompañado por la Diócesis y la alcaldía de Tibú con el fin de construir entre los diferentes actores escenarios que conduzcan a la reconciliación". En el comunicado, finalmente, agradeció "a los trabajadores, a las autoridades, a la Fuerza Pública, a las comunidades, a los representantes de la Iglesia y los gremios por su apoyo en busca del restablecimiento de la normalidad de las operaciones y un mejor entorno en la región". 

En el campo Tibú y en la planta de gas Sardinata hay un total de 76 pozos de producción de petróleo y 61 pozos inyectores. Estos activos han producido más de 2.000 barriles diarios de petróleo y un millón de pies cúbicos diarios de gas, de los cuales medio millón de pies cúbicos son suministrados a los municipios de Cúcuta y Tibú para su consumo domiciliario.