Bogotá. Las protestas antigubernamentales en Colombia bloquearon la exportación de alrededor de 800.000 sacos de 60 kilos de café en mayo, según proyecciones del principal gremio publicadas este miércoles.

Colombia es el segundo productor mundial de arábica y sus granos suaves de alta calidad son buscados por empresas como Starbucks y Nespresso, así como por tostadores más pequeños en Estados Unidos, el mayor consumidor del mundo.

La Federación Nacional de Cafeteros informó que apenas alrededor de un tercio de los vehículos que transportan café desde las regiones productoras hasta los puertos del Atlántico pudieron efectuar los viajes el mes pasado.

"Se ha podido llegar a puerto por la costa Atlántica con aproximadamente el 32% de lo normal, en promedio 25 vehículos diarios comparado a 80 vehículos en un periodo normal", informó la oficina de prensa de la entidad en un comentario a Reuters.

El organismo dijo que la ruta al puerto de Buenaventura, en el Pacífico, estuvo básicamente cerrada y solo pudo llegar un camión con café.

Las dificultades con el flujo de café colombiano han hecho subir los precios del café en Nueva York a un máximo de más de cuatro años, junto con una sequía en el mayor productor de arábica, Brasil.

Miles de colombianos retornaron el miércoles a las calles para presionar al Gobierno a negociar cambios económicos y sociales, unas protestas antigubernamentales que se extienden por cinco semanas mientras continúan estancadas las conversaciones entre las partes.

Los importadores de café en Estados Unidos esperan retrasos de hasta cinco semanas para que los clientes reciban sus pedidos de cafés colombianos.