Bogotá. La utilidad neta de la colombiana Cementos Argos se desplomó un 32,6% el año pasado a 196.508 millones de pesos (US$57,8 millones), frente al 2018, un comportamiento parecido al del cuarto trimestre por los mayores gastos financieros y un pago de impuestos más elevado, informó la compañía.

Cementos Argos precisó que sus ingresos operacionales aumentaron un 11,4% en 2019, a 9,37 billones de pesos (US$2.752 millones), mientras que el EBITDA subió un 14,3% a 1,75 billones de pesos (US$514 millones), en comparación con el año previo.

En tanto, los gastos financieros netos de la compañía, filial del holding de inversiones Grupo Argos, se dispararon un 18,6% y el pago del impuesto sobre la renta fue un 18,9% superior, a 146.315 millones de pesos (US$42,9 millones).

"La utilidad neta (fue) impactada por una mayor provisión de impuestos de US$9 millones en Estados Unidos asociados a la exitosa ejecución del plan de desinversiones de activos", dijo la cementera en una comunicación a la Superintendencia Financiera el viernes en la noche.

La compañía tiene prevista una conferencia con inversionistas el martes en la mañana.

Solo en el cuarto trimestre, la ganancia neta de Cementos Argos disminuyó un 39,1% a 48.817 millones de pesos (US$14,3 millones), en comparación con el mismo periodo del año previo.