Caracas. La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) comenzó a mezclar su producción de crudo extrapesado con crudo liviano, debido a la escasez de diluyentes importados que han generado las sanciones impuestas por Estados Unidos la semana pasada, dijeron el jueves dos fuentes con conocimiento de la decisión.

Las mezclas de crudo resultantes las están entregando a PDVSA las empresas mixtas de la Faja del Orinoco, en las que participan socios extranjeros, con el objetivo de que la compañía estatal pueda exportarlas, agregaron las fuentes.

La estatal importa 100.000 barriles por día (bpd) de nafta, normalmente, y esos barriles vienen principalmente de EE.UU. para diluir hasta 400.000 bpd de petróleo extrapesado producido por empresas en la Faja del Orinoco, lugar de grandes reservas de crudo en el país. 

Pero la prohibición de la exportaciones estadounidenses de diluyentes a Venezuela, que busca desviar el ingreso de dinero por causa del petróleo de las cuentas de Nicolás Maduro, limitan las transacciones entre empresas de EE.UU..