Valencia. El primero de los cinco tanqueros iraníes que transportan combustible a Venezuela atracó en la refinería El Palito, informó este lunes un funcionario de alto rango de la nación sudamericana, mientras datos de Refinitiv Eikon mostraron que un segundo barco había entrado en las aguas del país OPEP.

Irán está proporcionando a Venezuela 1,53 millones de barriles de gasolina y componentes, según ambos gobiernos, fuentes y cálculos de TankerTrackers.com.

Los datos de Refinitiv Eikon mostraron que el tanquero Fortune atracó en El Palito alrededor de la 1 a.m. hora local (0500 GMT).

Un segundo barco, el Forest, entró en aguas venezolanas y fue escoltado por los militares del país el lunes por la mañana, según los datos de Eikon y la armada de Venezuela. Un tercer petrolero, el Petunia, se acercaba al Caribe, según los datos.

La operación, criticada por las autoridades de Estados Unidos -que ha impuesto sanciones a los dos países- se da en momentos en que Venezuela padece una aguda escasez de combustible.

"Imágenes de la llegada del primer buque ´Fortune´ a nuestra refinería El Palito. ¡¡Seguimos avanzando y Venciendo!!", dijo en Twitter Tareck El Aissami, vicepresidente de economía y ministro de Petróleo venezolano.

La refinería El Palito, en la costa centroeste, tiene capacidad de procesar 146.000 barriles de petróleo al día (bpd).

Un alto funcionario del gobierno del presidente Donald Trump dijo a principios de este mes que Washington estaba considerando una respuesta a los envíos iraníes. Un portavoz del Pentágono dijo la semana pasada que no estaba al tanto de ningún movimiento militar planeado. Los primeros dos tanqueros no parecieron enfrentar interferencia.

Ni la Casa Blanca ni el Departamento de Estado respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios el lunes, día festivo de Estados Unidos.

Venezuela necesita gasolina para mantener el país funcionando, pero debido a que su circuito refinador está operando a menos del 10% de su capacidad de 1,3 millones de bpd, esta obligada a depender de importaciones.

La red de refinación de Venezuela aumentó en mayo su tasa conjunta de procesamiento de crudo a aproximadamente 215.000 bpd de los 110.000 bpd en marzo, luego de la llegada de piezas de repuesto suministradas en vuelos de la aerolínea iraní Mahan Air, según tres personas familiarizadas con el asunto.

El Palito está ahora en proceso de reiniciar su craqueador catalítico fluido (FCC), una unidad clave para la producción de combustible, dijo una de las personas, mientras que la refinería de Puerto la Cruz, con capacidad de 187,000 bpd y que abastece la región oriental de Venezuela, permanece fuera de servicio, dijeron las personas.