Para el 2025, la automotriz alemana Volkswagen se planteó aumentar 30% su productividad en la fabricación de vehículos eléctricos y de automóviles a gran escala en sus plantas de Norteamérica, las cuales contempla a la fábrica de Chattanooga, en Estados Unidos y las de Puebla y Silao en México, a través de la implementación de la inteligencia artificial y la robótica.

Para ello, el gigante automotor requerirá aumentar la capacitación in-situ para su fuerza laboral en la región Norteamérica, anunció la empresa.

Como parte de la inversión anunciada por los US$ 1.000 millones de Volkswagen en movilidad eléctrica y digitalización en América del Norte hasta 2025, está trabajando para llevar tecnologías como software industrial basado en la nube, robótica inteligente e inteligencia artificial a las operaciones de manufactura.

“Industrial Cloud: la plataforma de TI basada en la nube del grupo espera impulsar el rendimiento de la fabricación global al compartir conexiones de datos, información en tiempo real y aplicaciones de software para maquinaria industrial de todas las instalaciones de Volkswagen y proveedores conectados. 21 plantas globales del Grupo Volkswagen y 13 proveedores globales ya se han unido a esta plataforma de TI global”, refirió la automotriz a través de un comunicado.

También buscará alentar la participación de los proveedores regionales de la región.

Precisó que con el lanzamiento unificado de software, inteligencia artificial y robótica podría permitir a Volkswagen optimizar la colaboración y mejorar el proceso general de producción, así como el entorno laboral para sus empleados y proveedores.

Esto podría conducir, por ejemplo, a una gestión aún más eficiente de los flujos de materiales, un funcionamiento optimizado de máquinas y sistemas y un mayor ahorro en el consumo de energía para los procesos relacionados con la producción.