Pasar al contenido principal
El destacado avance del Hospital Vozandes Quito hacia una mejor experiencia de sus pacientes
Viernes, Enero 1, 2021 - 15:12

La institución de salud ha sumado en los últimos años diversos programas hospitalarios y humanitarios orientados al acompañamiento de enfermos y sus familias con resultados exitosos. La misión es aportar a la salud mental tanto de sus pacientes como sus colaboradores hacia una renovada experiencia centrada en las personas y una potente salud integral.

Ya son 66 años, más de seis décadas de servicio a todo Ecuador y con el fuerte compromiso de brindar salud integral. Para el Hospital Vozandes Quito, desde su creación, su prioridad ha sido la seguridad del paciente, y en los últimos años ha decidido dar un paso más hacia esa dirección, enfocándose especialmente en la experiencia y bienestar de sus pacientes durante su estadía en las instalaciones. 

Este 2021 el giro del hospital andino se enfocó en el fortalecimiento de la atención centrada en la persona basado en el siguiente propósito: dar una atención segura y de excelencia. 

“Promovemos una cultura de cuidado y amor a las personas y generar experiencias memorables son clave en nuestro enfoque de atención de salud integral. Contamos con un prestigioso equipo de profesionales, tecnología de vanguardia, capellanes especializados y nuevos proyectos innovadores que buscan el bienestar de nuestros pacientes a nivel físico, emocional y espiritual”, señalan desde el centro de salud.  

Desde 2019, El Hospital Vozandes Quito es miembro de Planetree, una organización internacional que trabaja desde hace cuatro décadas en garantizar la excelencia de quienes reciben y entregan el servicio. La incorporación de nuevas tecnologías también se ha orientado en la misión de brindar un mejor servicio en un entorno seguro. 

Además, la institución es parte de la Red Global de Hospitales Verdes que busca reducir su huella ecológica y promover la salud ambiental. Y solo como dato, el centro médico ha trabajado en estrategias de inclusión y equidad de género con el apoyo de Woman Empowerment y ONU Mujeres, con el objetivo de conseguir espacios laborales más igualitarios, diversos e inclusivos. 

Mejorar la experiencia de las personas es la prioridad. Desde entonces, se han implementado o reforzado diversos programas internos que han contribuido a esta nueva misión. 

Programas hospitalarios y humanitarios 

Con la intención de ayudar a la recuperación de los pacientes y mejorar su ánimo durante su paso por el hospital, la institución cuenta con algunos proyectos que generan rápido bienestar a través de terapia de la risa y acompañamiento a los pacientes y sus familiares. 

Uno de ellos se llama Clown Hospitalario y fue creado en 2018. Así, las sonrisas y el humor se unieron al servicio de la salud generando una rápida recuperación y estado anímico de los pacientes. “En el HVQ se entrega amor y alegría junto a un grupo de jóvenes clowns del proyecto Corydon, que visitan a decenas de personas hospitalizadas y sus familiares cada semana”, cuentan desde el recinto de salud.

Este servicio consiste en una visita a la semana del grupo de clowns, que saluda a los presentes y se relaciona con ellos a través del juego y la risa. El efecto es inmediato: reduce el estrés hospitalario en beneficio de una salud integral. 

El Clown Hospitalario llena de alegría y ayuda a tener una actitud positiva frente a la vida, la enfermedad e incluso a quienes enfrentan la muerte. 

La institución ecuatoriana también es pionera en proyectos de intervención canina hospitalaria a nivel latinoamericana, enfocados en la atención centrada en las personas, con un fuerte componente técnico y científico, y estándares internacionales. Hablamos del proyecto Canes HVQ, donde este 2021, el hospital innovó en salud mental para los pacientes y sus familias. 

Se trata de cinco canes del proyecto Bocalán Ecuador que, acompañados de guías especializados y miembros del hospital –quienes velan por el cumplimiento de normas de bioseguridad internacionales–, realizan intervenciones asistidas y acompañan a quienes se encuentran en el recinto médico para reducir sus niveles de estrés y facilitando la recuperación de los mismos enfermos. 

Los perros, que realizan visitas hasta dos veces por semana, fueron rescatados y entrenados para realizar estas intervenciones asistidas orientadas a diversos tipos de enfermedades, discapacidades y trastornos del espectro autista (TEA). “Los resultados son innegables, nuestros pacientes y sus familiares cambian el dolor y el estrés por una sonrisa. Mejoran su ánimo y, por tanto, este proyecto aporta a su pronta recuperación”, aseguran desde el hospital.  

Respecto al acompañamiento emocional y espiritual, el Hospital Vozandes cuenta con un equipo de Capellanes Hospitalarios que apoya a los pacientes y sus cercanos con el fin de contribuir a su bienestar integral. El servicio de Capellanía acompaña y consuela a quienes visitan el centro médico.

De la misma forma, se trabaja diariamente para que los colaboradores de la institución sigan nutriéndose de habilidades y fortalezas para seguir mejorando la experiencia de las personas. “Trabajamos día a día generando confianza y construyendo experiencias memorables a través de programas que fortalecen las habilidades empáticas y compasivas de nuestros colaboradores hacia el paciente y su familia”, agregan desde el HVQ.

Países

Autores

AE Brand Lab