El astro del fútbol, Diego Armando Maradona, falleció este miércoles a los 60 años. Según medios locales, el ’10’ sufrió un paro cardiorrespiratorio en la casa de Tigre en la que se había instalado tras su operación en la cabeza.

El exfutbolista Oscar Ruggeri, compañero de Maradona durante años en la selección argentina, confirmó a Reuters la noticia.

Según trascendió, el paro respiratorio lo sufrió en horas de la mañana y fue atendido de inmediato en un centro médico cercano, pero mientras se evaluaba su traslado a una institución de mayor complejidad, terminó perdiendo la vida.

Le puede interesar: Maradona, adorado dios del fútbol que sufrió la fama entre escándalos y excesos

El ídolo del fútbol había retomado el trabajo como director técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata a mediados de noviembre a través de una videollamada con los futbolistas de su equipo, tras la intervención en la cabeza, y había prometido entonces visitar al campo de entrenamiento en las próximas semanas.

Maradona fue operado a inicios de mes atrás de un hematoma subdural en la cabeza y luego, por decisión de los médicos y su familia, permaneció internado debido a un "bajón anímico, anemia y deshidratación" y un cuadro abstinencia de una adicción al alcohol, según los primeros informes médicos.

El excampeón mundial con la selección de Argentina en 1986  celebró el pasado 30 de octubre su cumpleaños número 60 con un homenaje en el campo de juego del estadio del club que dirigía, Gimnasia y Esgrima La Plata, donde se reprodujo el "Feliz Cumpleaños", mientras en las calles cercanas fuegos artificiales iluminaban el cielo.

"Siempre estarás en nuestros corazones", dijo la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) en su cuenta de Twitter.

El Gobierno de Argentina decretó un duelo nacional de tres días debido a la muerte del ídolo.

El club italiano Napoli, donde Maradona es venerado como un Dios por llevarlo a la gloria en la década de 1980, consideró su muerte como un "golpe demoledor tanto para la ciudad como para el club".

"Algún día patearemos una pelota juntos en el cielo", dijo por su parte el ídolo brasileño Pelé, con quien Maradona se ha disputado el título de mejor jugador de la historia por décadas.

La mano de Dios quedará siempre para el recuerdo, el segundo título mundial para Argentina en México'86.