Caracas. El escenario económico que impera en Venezuela es uno más de los frentes de batalla que se libran entre el gobierno del presidente Nicolás Maduro y sus antagonistas.

Según los resultados de la empresa encuestadora Hinterlaces, difundidos hoy por el periodista José Vicente Rangel, el país dista mucho de estar al borde de un colapso económico como asegura el sector opositor.

Según Hinterlaces, la opinión pública cree que se pasó la etapa más difícil de la crisis económica, marcada por la aceleración del consumo y el gasto, aunque falta corregir el incremento de la liquidez.

Además, la facturación petrolera se ha optimizado con precios estables en torno a los US$100 dólares, mientras que los ingresos financieros de la industria se incrementan en US$13.000 millones, expuso Rangel.

De igual forma, "se logró detener el sangrado de divisas en cupos de viajeros, gastos por Internet, pasajes y remesas que en 2013 representó más de US$8.000 millones ".

Rangel dijo que los bonos venezolanos han experimentado este año un repunte récord en los mercados internacionales, con una recuperación de más de veinte puntos porcentuales desde febrero hasta ahora.

De igual forma, los inversionistas foráneos tienen una percepción positiva acerca de las reformas económicas en marcha, mientras los reportes del ministerio de Economía, Finanzas y Banca Pública ratifican un nivel manejable de la deuda externa.

De hecho, la deuda externa del país equivale a la fecha a 27,5 puntos del Producto Interno Bruto.

Pero otros alertan que el país se encamina a la recesión, debido al fracaso del modelo económico de la Revolución Bolivariana desde hace quince años.

En esa dirección apunta lo señalado este domingo por el economista venezolano y presidente de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León.

Si bien ambas visiones de analistas y estudio de datos distan en la manera de percibir los problemas, concuerdan en la necesidad de resolver de manera imperiosa las dificultades económicas que afectan a los ciudadanos.

En esa dirección estarían orientados los procesos de fiscalizaciones, el impulso de la producción, el correcto manejo de las divisas y la consolidación de las misiones sociales como reflejo de la justa redistribución de los ingresos del país.

El presidente Nicolás Maduro sostuvo que "estamos en un proceso de regeneración y reconstrucción de todas las fases de la Patria, lo he dicho, lo creo profundamente, esa creencia me anima, me mueve y nos mueve a nosotros".