Brumadinho. El número de muertos por el colapso de una represa en la ciudad brasileña de Brumadinho se elevó a 110, mientras que 238 personas siguen desaparecidas, según los cuerpos de rescate que trabajaron en el lugar este jueves.

Hasta ahora se han identificado 71 cadáveres, recuperados después de que el lodo fluyera de la presa de relaves que pertenece a la minera de hierro Vale SA.

Algunos familiares de los desaparecidos se han unido a los equipos de rescate con la esperanza de al menos encontrar los restos de quienes quedaron enterrados después de que la represa liberara el viernes un río de lodo: el producto fangoso del procesamiento del mineral de hierro.

Un tribunal estatal de Minas Gerais ordenó el miércoles que no se deberían otorgar más licencias a proyectos que utilizan represas similares a la de Brumadinho.

La empresa se comprometió a seguir pagando impuestos sobre la mina y a donar 100.000 reales a la familia de cada víctima.

Además, dijo que detendría hasta un 10% de su producción y que invertiría 5.000 millones de reales (US$1.360 millones) para desmantelar instalaciones como la que colapsó en su mina Corrego do Feijao.

*Con información de Reuters.