Londres. Finalmente el territorio mediterráneo de Gran Bretaña, Gibraltar, decidió este jueves liberar un buque petrolero iraní incautado, pero no indicó de inmediato cuándo o si el barco zarparía después de que Estados Unidos lanzó una nueva oferta legal de último minuto para retenerlo.

El petrolero iraní Grace 1 se encuentra anclado a la espera de un fallo judicial sobre si puede ser liberado después de que fuera capturado en julio por los Royal Marines británicos frente a la costa del territorio mediterráneo británico, en el Estrecho de Gibraltar, en el sur de España, el 15 de agosto de 2019. 

El Grace 1 fue capturado por comandos británicos de la Marina Real en la oscuridad frente a la costa del territorio en la boca occidental del Mediterráneo el 4 de julio bajo sospecha de violar las sanciones de la Unión Europea al llevar petróleo a Siria.

Dos semanas después, Irán se apoderó de un petrolero de bandera británica en el Estrecho de Ormuz que conduce al Golfo.

Los dos petroleros se han convertido en peones en el enfrentamiento entre Irán y Occidente, su destino enredado en las diferencias diplomáticas entre las grandes potencias de la UE y los Estados Unidos.