Ladrones robaron casi 50.000 mascarillas protectoras destinadas a clínicas médicas en Colonia, Alemania.

La policía de esa ciudad informó que los delincuentes se llevaron las máscaras del centro logístico que surte a las clínicas de la ciudad de Colonia. Un empleado notó el robo el lunes por la mañana e informó a las autoridades.

Tras el robo, el equipo de gestión de crisis de la ciudad se movió para asegurar y verificar todas las existencias de equipos de protección necesarias para urgencias en clínicas y servicios de emergencia.

En Berlín, grandes cantidades de desinfectantes, respiradores, guantes y ropa protectora fueron robados de la unidad de cuidados intensivos para niños de la Clínica Virchow de Charité, que atiende a muchos pacientes jóvenes con cáncer, informó la emisora RBB.

"Esta es una nueva calidad de robo", dijo una portavoz del hospital a la agencia de noticias DPA. "Estamos hablando de artículos que normalmente tienen un valor medido en centavos, pero aparentemente ahora hay un mercado para ellos".

La portavoz dijo que a pesar del robo, no esperaban una escasez inminente en los hospitales de la ciudad.

No es el único robo. La policía en Alemania ha informado de varios robos relacionados con el brote de coronavirus.

A principios de marzo, en la Baja Sajonia, la policía estaba investigando el robo de 1.200 tapabocas. En Renania del Norte-Westfalia, el estado federado en el que se encuentra Colonia, los hospitales informaron el robo de cientos de botellas de desinfectante para manos, que ahora escasean.

En Berlín, grandes cantidades de desinfectantes, respiradores, guantes y ropa protectora fueron robados de la unidad de cuidados intensivos para niños de la Clínica Virchow de Charité, que atiende a muchos pacientes jóvenes con cáncer, informó la emisora RBB.

Según los informes, el hospital se quedó sin máscaras después de que los ladrones golpearon un camión de reparto que se dirigía al hospital.