Asunción. El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, se ha comprometido este lunes a fortalecer los controles para frenar el contrabando tras las protestas que los productores hortofrutícolas han protagonizado en los últimos días.

Abdo Benítez ha asegurado a los productores de tomates y bananas que el Gobierno reforzará las inspecciones para evitar el ingreso masivo de productos ilegales a territorio paraguayo, según informa el diario local 'Última Hora'.

"Más de 15 toneladas de productos frutihortícolas fueron decomisados al intentar ingresar al país de forma clandestina desde Brasil", en el marco de la 'Operación Barrera', ha destacado Abdo Benítez en Twitter.

Los campesinos paraguayos llevan meses movilizados para exigir mayor protección al Gobierno. La semana pasada, la Federación Nacional Campesina (FNC), la mayor organización de agricultores de la nación suramericana, convocaron una movilización nacional, lo que ha empujado al Ejecutivo a mover ficha.

"El presidente dijo que va a fortalecer la lucha contra el contrabando. El contrabando es el pan nuestro de cada día y eso nos acaba", ha contado uno de los agricultores que se ha acudido a la reunión celebrada este lunes en el Palacio de Gobierno. "Van a caer dentro de poco", ha confiado.