Naciones Unidas. La alta comisionada para los derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, dijo este miércoles que las fuerzas de seguridad venezolanas, respaldadas por milicias progubernamentales, han reprimido la disidencia pacífica con uso excesivo de la fuerza, muertes y torturas que han sido documentadas por su oficina .

En una comparecencia ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en el que presentó su reporte sobre la situación a nivel mundial, Bachelet mostró su preocupación por Venezuela a días de que un equipo de su oficina visitara el país sudamericano.

“Estoy profundamente preocupada por la reducción del espacio democrático, especialmente la criminalización continua de la protesta pacífica y la disidencia en Venezuela”, sostuvo Bachelet, agregando que ha existindo una persecución contra la oposición y denunciando “ejecuciones extrajudiciales”.

También expresó que se reportaron violaciones a los DDHH en las protestas de este 2019 por parte de fuerzas de seguridad y grupos armados (colectivos) del chavismo.

“En el contexto de la última oleada de protestas en los primeros dos meses de este año, mi oficina documentó numerosas violaciones de derechos humanos y abusos cometidos por fuerzas de seguridad y grupos armados progubernamentales”, dijo Bachelet.

“Muchas de las denuncias contra la FAES no son procesadas por el Fiscal General. La mayoría de estas detenciones y asesinatos por parte de este cuerpo de seguridad son realizados en zonas pobres”, agregó.

La ex mandataria chilena reportó que en Venezuela se sigue experimentando la violencia de grupos armados o “colectivos” cercanos al gobierno, detenciones arbitrarias, torturas a prisioneros, represión de la oposición y que denuncias de opositores no son consideradas por los organismos jurídicos.

“Muchas de las denuncias contra la FAES no son procesadas por el Fiscal General. La mayoría de estas detenciones y asesinatos por parte de este cuerpo de seguridad son realizados en zonas pobres”, agregó.

En la misma línea, también afirmó que la grave crisis humanitaria del país, que incluye falta de alimentos, medicamentos o servicios de primera necesidad, aún no ha sido reconocida por las autoridades de Venezuela.

"El disfrute de los derechos económicos y sociales han disminuído significativamente desde la publicación del último reporte en 2018", destacó la alta comisionada, quien dijo estar preocupada por los efectos que la crisis en Venezuela puede traer a la región.

Bachelet también expresó su preocupación porque las recientes sanciones de Estados Unidos a las transferencias financieras vinculadas a la venta de petróleo venezolano "puedan contribuir a agravar la crisis económica".

Auque reconoció que la crisis económica y social "generalizada y devastadora" comenzó antes de la imposición de las primeras sanciones económicas en 2017, dijo estar preocupada porque las recientes sanciones "puedan contribuir a agravar la crisis económica".

La alta comisionada pidió a las autoridades venezolanas que tomen medidas "para demostrar su compromiso real de abordar los numerosos problemas difíciles que se informan en todo el país".

*Con información de Biobiochile y Reuters.