El presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que salió negativo a la prueba de COVID-19 que se aplicó la mañana de este jueves 4 de febrero.

“Me hicieron la prueba de antígeno hoy por la mañana y ya salí negativo, desde luego todavía tengo que esperar unos días más pero ya estoy bien de salud, me estoy recuperando del COVID. No voy a dejar de agradecer a todas y todos ustedes mexicanos y también extranjeros que se preocuparon de mi salud”, dijo el mandatario federal en el video publicado esta noche en sus redes sociales.

Vestido con un traje azul marino y de pie cerca de una de las escaleras de Palacio Nacional, el jefe del Ejecutivo reiteró que México está preparado para hacer frente a la crisis sanitaria y la crisis económica que se enfrenta a nivel mundial.

López Obrador habló también sobre el plan de vacunación del cual indicó que se prevé que se vacunen a adultos mayores entre febrero y marzo "y luego al resto de la población. Ya tenemos  hechos los contratos".

López Obrador se dijo optimista ya que en enero, refirió, no se perdieron empleos “y en estos días de febrero (…) tengo datos que los primeros tres días de febrero se han creado 33,000 nuevos empleos, en tres días, o sea pinta bien febrero”. 

En enero, apuntó, que el consumo interno mejoró de acuerdo con datos de tiendas de autoservicio las cuales reportaron ventas por 125.000 millones de pesos. 

“Es decir, de enero del 20 a enero del 21 aumentó en 10.000 millones de pesos las ventas en estas tiendas de autoservicio, no tenemos una crisis de consumo”, dijo. 

López Obrador destacó el crecimiento de las remesas, ya que el año pasado ascendieron US$ 40.600 millones.

“Crecieron las remesas del 19 al 20, crecieron 11% y tengo ya también el dato, que es una proyección pero siempre se acerca a la realidad, que enero de este año también hay un incremento de las remesas”.

El mandatario federal apuntó, por otra parte, que durante febrero y marzo se adelantarán apoyos a campesinos, así como las becas que otorga el gobierno federal.

 “Vamos a destinar cerca de 200.000 millones en tres meses, de manera directa, abajo, a más de 22 millones de beneficiaron”, dijo. 

El mandatario concluyó su mensaje con un llamado al optimismo ante la crisis que hay en el país.

En la conferencia vespertina para dar a conocer el reporte técnico diario del avance de la pandemia de COVID-19 en México, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, había adelantado que el mandatario federal se había practicado este jueves la prueba de diagnóstico para determinar su eventual alta médica en los próximos días.

López-Gatell dijo por la tarde que será el secretario de Salud, Jorge Alcocer, quien revise el cuadro médico del Presidente de la República, incluyendo la hipertensión que padece, para determinar si otorga el alta médica en los próximos días. En tanto, reiteró que la evolución del estado de salud de López Obrador era favorable, ya que "prácticamente era asintomático".

Cabe recordar que el domingo 24 de enero, el Presidente dio a conocer que había dado positivo a COVID-19, por lo que se mantendría en confinamiento, luego de haber realizado una gira por los estados de Nuevo León y San Luis Potosí.

Este jueves, la Secretaría de Salud federal reportó 13.575 nuevos casos confirmados de COVID-19 en México, así como 1.682 nuevas defunciones.

La cifra oficial de contagios acumulados en México ascendió a 1 millón 899.820; en tanto que el número de fallecimientos totales se incrementó a 162.922.

Respecto a los avances en el plan nacional de vacunación contra la enfermedad que provoca el coronavirus SARS-CoV-2, el gobierno federal reportó que ha suministrado 695.088 dosis de la vacuna contra COVID-19 de Pfizer a médicos, enfermeras, personal hospitalario, así como a los llamados “servidores de la nación” y maestros de Campeche.