Buenos Aires.- El ministro de Defensa de Argentina, Oscar Aguad, junto al jefe de la Armada, el vicealmirante José Luis Villán, realizaron una larga conferencia de prensa para entregar detalles sobre el hallazgo del submarino argentino, ARA SanJuan, desaparecido hace un año. En la cita con los periodistas, el ministro Aguad reconoció que el Gobierno no tiene el medios para reflotar el submarino, localizado esta madrugada en el fondo del Océano Atlántico. También adelantó que los próximos pasos son recabar toda la información y estudiar qué hacer.

La intención de los familiares es que se saquen del océano los restos del aparato "para ver qué es lo que hay dentro". De momento, hay tres imágenes autorizadas por la Justicia para ser mostradas a las familias. 

"Yo diría que no. Que no tenemos medios. No teníamos ni los medios para bajar al mar. Tampoco tenemos ROV (vehículos de inspección remota) para bajar a esas profundidades. Ni tenemos equipamiento para extraer un buque de estas características", señaló el encargado de la Defensa argentina.

Por su parte, el jefe de la Armada, José Luis Villán, afirmó que para sacar el aparato, como reclaman los familiares de los 44 tripulantes, hay dos grandes obstáculos: el legal, ya que la jueza que investiga lo que ocurrió al ARA San Juan debe determinar en qué momento se podrían remover los restos, y el otro es de carácter técnico.

Otro de los aspectos que destacan en la prensa argentina es que el submarino se partió en varias partes en un área de 80 por 100 metros, según el informe realizado por la compañía encargada de la búsqueda.

Duelo nacional. Por otra parte, el presidente de Argentina, Mauricio Macri decretará "duelo nacional" por los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan. "Se va a decretar duelo nacional y además va a haber orden de que obviamente flamee la bandera a media asta en Argentina con la comprobación que tenemos desde anoche", señaló el ministro de Defensa, Oscar Aguad.

El titular de la cartera de la que dependen las Fuerzas Armadas, acompañado de diversas autoridades castrenses, concretó que la orden presidencial es "hacer lo imposible" por saber qué le pasó al submarino.