Los manifestantes a favor del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, han retirado las vallas que rodean el Capitolio y han logrado ingresar en el edificio, en plena sesión de ambas cámaras del Congreso para certificar la victoria del candidato demócrata, Joe Biden, en las elecciones del 3 de noviembre.

Los manifestantes, que han llamado "traidores" a los agentes, han atravesado el perímetro del Capitolio poco después de las 13.00 horas (hora local), momentos después de que haya comenzado la sesión conjunta del Congreso del país estadounidense para validar los resultados electorales, que Trump se niega a reconocer.

Lea también: Pence rompe con Trump: "Es antiético que un vicepresidente tenga poder para decidir el resultado electoral"

Algunos de ellos se han enfrentado a la Policía, mientras que varios agentes han hecho uso de gas pimienta para intentar dispersar a la multitud, según ha informado la cadena de televisión CNN. Además, también se ha utilizado gas lacrimógeno, pero por el momento no está claro si lo han usado los manifestantes, que portan banderas en las que puede leerse "No me amenaces", o la Policía.

Esta situación ha llevado al cierre del Capitolio, edificio que alberga las dos cámaras del Congreso de Estados Unidos, mientras que la sala de sesiones de la Cámara de Representantes ha sido evacuada.

Asimismo, la Policía del edificio ha hecho sonar la alarma de emergencia, que se ha acompañado con un mensaje en el que se pedía a las personas que están dentro de las instalaciones que "buscaran refugio" y "permanecieran en silencio" debido a una "amenaza interna".

La Policía del Capitolio, que ya ha pedido refuerzos, también está bloqueando el paso a todas las personas que pretenden ingresar desde el edificio de las oficinas del Senado a través de los túneles subterráneos que unen ambas instalaciones, utilizados habitualmente por los senadores o los periodistas. No obstante, las fuerzas de seguridad ya han dispersado a los manifestantes que se encontraban en el Senado.

Por otro lado, una persona ha recibido un disparo y varias han resultado heridas en el Capitolio, según ha informado NBC News, que cita fuentes policiales.

Según la información recogida por la cadena de televisión, la Policía no conoce por el momento las circunstancias en las que se ha producido el tiroteo y no puede precisar el estado de la víctima. Varios medios se han hecho eco de un vídeo en el que puede verse a una mujer recibiendo ayuda médica y siendo evacuada en camilla.

 

Toque de queda. La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, ha impuesto un toque de queda en la ciudad desde las 18.00 horas (hora local), que estará vigente hasta las 6.00 horas (hora local) del jueves, tal y como ha informado a través de su cuenta en la red social Twitter.

Por su parte, Trump ha pedido "por favor" apoyo para la Policía del Capitolio y las fuerzas de seguridad estadounidenses. "Realmente están del lado de nuestro país", ha señalado en la citada red social, urgiendo a los manifestantes a mantenerse "en paz".

De forma paralela, el presidente ha autorizado el despliegue de la Guarida Nacional en Washington, según ha anunciado la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, en Twitter. "Reiteramos que el presidente Trump se ha manifestado en contra de la violencia y a favor de permanecer pacíficamente", ha agregado.

Los miembros de la Cámara de Representantes y del Senado estadounidenses celebran este miércoles la sesión conjunta del Congreso para verificar los votos emitidos por el Colegio Electoral, que dieron la victoria a Biden el 14 de diciembre.

De forma paralela, manifestantes pro Trump han marchado hacia el Capitolio. El presidente se ha dirigido a ellos y les ha garantizado que "estará" con ellos. "Nunca concederemos la victoria (a Biden)", ha afirmado, reiterando sus aseveraciones sobre el presunto "fraude" electoral cometido en las elecciones del 3 de noviembre.