La Paz. El ministro boliviano de Defensa, Eduardo Zavaleta, advirtió de que el país se encuentra a "un paso" de contar "por docenas" los muertos después de que los enfrentamientos entre partidarios del presidente, Evo Morales, y de la oposición en Cochabamba se saldaran este miércoles con la muerte de un joven.

"Estamos a un paso de que esto se descontrole totalmente y comencemos a contar los muertos por docenas", declaró este miércoles por la noche el ministro en un programa televisivo, según informa el diario 'El Deber'. "Ahora lo que debería interesarnos a todos nosotros, es que mañana (jueves) esto no termine en una sangría", sostuvo.

Asimismo, en declaraciones a la prensa, denunció que los comités cívicos de Santa Cruz, Cochabamba y Potosí han trasladado grupos de choque a La Paz para enfrentarse a las fuerzas de seguridad. Según Zavaleta, "no son muchos" pero están "provocando deliberadamente a la Policía".

Zavaleta responsabilizó al líder del comité cívico de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, del derramamiento de sangre. "El llamado que ha hecho a radicalizar sus medidas, a tomar instituciones y arengar enfrentamientos va a traer consecuencias", advirtió. "Toda esa sangre que está corriendo en Cochabamba es exclusiva responsabilidad del señor Camacho", sostuvo.

El principal candidato opositor a las presidenciales, el expresidente Carlos Mesa, respondió este jueves a Zavaleta. El ministro, escribió en su Twitter, "amenaza con 'muertos por docenas'", mientras que el presidente, Evo Morales, llama a la pacificación".

"Estamos haciendo un llamado para que el señor Camacho llame a una pacificación de toda la gente que le sigue", reclamó el ministro, según la agencia oficial ABI. "Es posible resolver esto por la vía institucional y no por la vía del desastre que es contando los heridos y los muertos en cada ciudad", defendió.

El principal candidato opositor a las presidenciales, el expresidente Carlos Mesa, respondió este jueves a Zavaleta. El ministro, escribió en su Twitter, "amenaza con 'muertos por docenas'", mientras que el presidente, Evo Morales, llama a la pacificación".

Mesa se ha referido con ello al mensaje publicado por el mandatario en Twitter tras conocerse la muerte de Limbert Guzmán en Cochabamba. Según Morales, es una "víctima inocente de la violencia promovida por grupos políticos que alientan el odio racial entre hermanos bolivianos".

"Reitero mi llamado a la paz social para devolverle la tranquilidad a nuestro pueblo", ha señalado el presidente, cuya reelección en primera vuelta el pasado 21 de octubre, rechazada por la oposición que denuncia fraude, ha provocado violentas protestas.

"Doble discurso, doble moral ... y los grupos organizados del MAS sembrando el terror en toda Bolivia", ha denunciado Mesa, en referencia al gobernante Movimiento al Socialismo.