La Paz. El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia dijo este jueves que los comicios presidenciales serán postergados hasta el 18 de octubre, frente a una fecha fijada inicialmente para principios de septiembre, en medio de un crecimiento de casos de COVID-19 en el país sudamericano.

Con la nueva fecha, las elecciones presidenciales bolivianas se producirían casi un año después de la renuncia del expresidente Evo Morales, tras fuertes protestas por acusaciones de fraude electoral y en lo que el líder indígena denunció como un golpe de estado.

Bolivia ha visto un fuerte crecimiento de la pandemia de coronavirus, con 64.135 casos confirmados -de los que 2.328 fallecieron-, mientras que la presidenta interina Jeanine Añez y miembros de su gabinete están entre las filas de contagiados.

"La fecha definitiva de la elección genera mayores condiciones para la protección de la salud, facilidades de votación en el exterior, llegada de misiones de observación internacional, además de favorecer el despliegue logístico de todas las operaciones", señaló el TSE en un pronunciamiento escrito.

A la nueva fecha del 18 de octubre se le agrega el 29 de noviembre como potencial fecha para una segunda vuelta, explicó el Tribunal.

Por su parte, Morales, que actualmente reside en Argentina, dijo en su cuenta de Twitter que "una postergación en la fecha de elecciones solo perjudicará al pueblo por la ingobernabilidad que se observa, la pandemia sin ningún control y la crisis económica".