Brasilia. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo el miércoles que los países sudamericanos se reunirían para determinar una política común en defensa del Amazonas y criticó a Francia por su oferta de ayuda de US$20 millones.

En una muestra de que Bolsonaro, un conservador de extrema derecha, está forjando lazos más estrechos con sus vecinos que con las naciones europeas, también aceptó una oferta de Chile de cuatro aviones para combatir los incendios que arrasan la selva tropical más grande del mundo.

Bolsonaro dijo que habrá una reunión de países de la región, excepto Venezuela, sobre una política común en defensa de la Amazonía el 6 de septiembre en la ciudad colombiana de Leticia.

El mandatario brasileño realizó esas declaraciones a periodistas después de una reunión con el presidente chileno, Sebastián Piñera, en Brasilia.

Piñera ofreció su pleno respaldo a Bolsonaro, diciendo que la soberanía de las naciones que comparten el Amazonas debía ser respetada, mientras que Bolsonaro dijo que la soberanía de Brasil "no tenía precio, ni siquiera US$20 billones".

Piñera ofreció su pleno respaldo a Bolsonaro, diciendo que la soberanía de las naciones que comparten el Amazonas debía ser respetada, mientras que Bolsonaro dijo que la soberanía de Brasil "no tenía precio, ni siquiera US$20 billones".

Esa fue una referencia a una oferta de ayuda de US$20 millones anunciada por el presidente francés Emmanuel Macron en una cumbre del G7 en Biarritz durante el fin de semana, que Bolsonaro rechazó como un intento insultante de "comprar" la soberanía de Brasil.

Bolsonaro reiteró que solo hablará con el gobierno francés sobre la ayuda al Amazonas si el presidente Emmanuel Macron, se retracta por llamarlo mentiroso y por "relativizar la soberanía brasileña en el Amazonas".

Macron ha acusado a Bolsonaro de mentir sobre el cambio climático.

“El gobierno francés me llamó mentiroso. Solo después de que se haya retractado de lo que dijo sobre mí y el pueblo brasileño, que no acepta esta disminución de la soberanía de la Amazonía, podemos volver a hablar", reiteró Bolsonaro.

Bolsonaro criticó a Macron, a quien acusó de querer "capitalizar" al aparecer como el único defensor de la Amazonía.

"Esta falsedad de Macron ha ganado fuerza porque es izquierdista y yo soy de centro derecha", dijo Bolsonaro.

El presidente de Brasil cerró la entrevista irritado respondiéndole a un periodista que Macron no estaba allí.