Brasilia. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó este miércoles que designará a un juez evangélico para integrar el Supremo Tribunal Federal (STF), porque la búsqueda del "rescate de los valores familiares debe estar presente en todos los poderes del país".

"Entre las dos vacantes que tendré que nombrar para el Tribunal Supremo, una de ellas será terriblemente evangélica", dijo Bolsonaro al participar la mañana de este miércoles en una ceremonia de culto junto a parlamentarios evangélicos en la Cámara de Diputados.

El mes pasado, cuando criticó la decisión del STF de criminalizar la homofobia como una forma de racismo, el presidente brasileño ya había sugerido el nombramiento de una persona evangélica para el STF. 

Bolsonaro podrá proponer nombres para al menos dos vacantes hasta 2022, que se abrirán con la jubilación obligatoria de los jueces Marco Aurélio y Celso de Mello.

En su evento de este miércoles, Bolsonaro alabó el trabajo de los congresistas evangélicos en los últimos años.

El mes pasado, cuando criticó la decisión del STF de criminalizar la homofobia como una forma de racismo, el presidente brasileño ya había sugerido el nombramiento de una persona evangélica para el STF. 

"Sabes cuánto ha sufrido la familia en los últimos gobiernos. Ustedes han sido decisivos en la búsqueda del rescate de los valores familiares", dijo.

"Cuántos intentan hacernos a un lado diciendo que el Estado es laico. El Estado es laico, pero nosotros somos cristianos, o para plagiar a mi querida (ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos) Damares (Alves), somos terriblemente cristianos", enfatizó.

Luego de la ceremonia, Bolsonaro comentó que la expectativa para la votación del proyecto de reforma de pensiones es de victoria y aprobación antes del receso parlamentario de la próxima semana. 

"El pueblo confía en los diputados y senadores para que nuestro Brasil ya no sea sólo un país de futuro en el discurso, sino en la práctica", dijo.

"Tenemos ejemplos de otros países en los que hombres y mujeres, cuando tomaron el mando, tomaron decisiones valientes. Usted se encuentra hoy en una situación muy similar", señaló. 

El mandatario brasileño sostuvo que la comprensión de todos, parlamentarios y Ejecutivo, y en parte el Poder Judicial, "dirá si queremos ser una gran nación o no".