El gobierno del presidente de extrema derecha de Brasil, Jair Bolsonaro, decidirá un modelo para su propuesta de reforma del sistema de pensiones una vez que el mandatario regrese de la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos la próxima semana, dijo el martes su jefe de gabinete, Onyx Lorenzoni.

En diálogo con periodistas, Lorenzoni también señaló que el gobierno aún estaba estudiando el controvertido asunto de los permisos de portación de armas, la apertura del mercado de armas del país a firmas extranjeras, e incluso una baja de un impuesto a los consumidores ligado a las armas de fuego.

El jefe de Gabinete añadió que probablemente más adelante se tomen más medidas para flexibilizar las leyes relacionadas con armas.

Bolsonaro firmó el martes un decreto que facilitará temporalmente la compra de armas por parte de civiles, un primer paso en una promesa de campaña para cambiar las estrictas regulaciones que esencialmente han prohibido que los civiles porten armas.