Brasilia. El presidente brasileño Jair Bolsonaro dijo este lunes en un video desde el hospital, grabado un día después de someterse a una cirugía de corrección de hernia, que volverá a trabajar este martes a pesar de haber transmitido el cargo interinamente al vicepresidente Hamilton Mourão.

“Chicos, solo es lunes. Mañana volveré a trabajar”, dijo el presidente en el video, donde aparece en la cama de su habitación del hospital con el desayuno servido.

Bolsonaro fue operado este domingo para corregir una hernia incisional en el abdomen en un procedimiento considerado exitoso por los médicos, pero que duró más de lo esperado porque el intestino se había adherido una vez más a la pared abdominal.

Según un boletín médico publicado por el equipo a cargo, después de una evaluación clínica este lunes, Bolsonaro se encuentra en un estado estable, indoloro y afebril con buena evolución clínica y quirúrgica.

El presidente comenzará la terapia física motora, podrá sentarse en el sillón y caminar por el pasillo, y se le ha liberado una dieta líquida a base de agua, gelatina, té y caldo fino, pero continuará con visitas restringidas por ahora, según órden del consejo médico.

Según un boletín médico publicado por el equipo a cargo, después de una evaluación clínica este lunes, Bolsonaro se encuentra en un estado estable, indoloro y afebril con buena evolución clínica y quirúrgica.

A pesar de la declaración del presidente sobre su regreso al trabajo, el portavoz de la Presidencia, Otávio Rêgo Barros, dijo que Mourão continuará ocupando el cargo hasta este jueves, como estaba previsto.

Mourão visitará Bolsonaro en el hospital de Sao Paulo, donde fue operado el presidente, dijo el portavoz en una conferencia de prensa en la capital del estado.

“Las acciones legalmente constituidas y determinadas por la Presidencia de la República, el cargo de Presidente está bajo la responsabilidad del General Mourão. Por supuesto, el presidente participa en las decisiones a través de sus interlocuciones con sus diversos ministros, incluido el propio general Mourão", dijo el portavoz.

Rêgo Barros agregó que el viaje planeado del presidente a Nueva York para asistir a la Asamblea General de la ONU el 24 de septiembre se mantiene, dada su buena recuperación. "Tenemos un plan en progreso y el pronóstico del viaje aún se mantiene", dijo.

La cirugía de este domingo fue la cuarta que a la tuvo que someterse Bolsonaro, de 64 años, en la región abdominal debido a una herida de arma blanca que recibió en septiembre del año pasado durante un evento de campaña electoral en el pueblo minero de Juiz de Fora.

Poco después del ataque, el entonces candidato tuvo que someterse a una delicada cirugía de emergencia por lesiones en el intestino grueso y delgado y la vena abdominal, aún en un hospital de la ciudad de Minas Gerais.

Luego, Bolsonaro se sometió a una segunda cirugía para limpiar el intestino en Sao Paulo, donde también fue operado en enero de este año, como presidente, para extraer una bolsa de colostomía y reconstruir el tracto intestinal.