Brasilia. El general en activo, Luiz Eduardo Ramos Baptista Oliveira, asumió este jueves la Secretaría de Gobierno de la Presidencia de Brasil, responsable de la articulación política del Ejecutivo con el Congreso Nacional.

Al tomar juramento al militar, el presidente Jair Bolsonaro dijo que Ramos Baptista llega a la cartera en un momento importante, cuando se discute la reforma de pensiones. 

"Entra (...) en un momento que interesa a todo Brasil: el nuevo Bienestar. No tenemos el plan B, el plan es éste: el plan A (...) entra también buscando soluciones a este problema", dijo el mandatario.

Ramos Baptista sucede en el cargo al general en reserva, Carlos Alberto Santos Cruz, quien dejó el cargo el 13 de junio pasado, luego de tensiones con la llamada ala "radical" del gobierno.

Aunque al gobierno de Bolsonaro lo integran numerosos oficiales de las Fuerzas Armadas, Ramos Baptista es el primero en actividad que asume un cargo político de esta naturaleza.

Aunque al gobierno de Bolsonaro lo integran numerosos oficiales de las Fuerzas Armadas, Ramos Baptista es el primero en actividad que asume un cargo político de esta naturaleza.

Al ofrecer juramento, Ramos Baptista dijo a Bolsonaro que conoce la "relevancia" de la función para alcanzar los objetivos del gobierno.

En su discurso, el nuevo secretario de Gobierno dijo que después de recibir la invitación para asumir la cartera fue abordado por personas que dijeron que tendría una misión "difícil", pero él respondió que era un privilegio.

"Muchas personas se me acercaron diciendo que estaba recibiendo una misión muy difícil y espinosa, y que tendría grandes dificultades. Les respondí que tenía un privilegio, porque podré volver a trabajar con la casa del pueblo, el Congreso Nacional, sus diputados y senadores", explicó.

El gobierno brasileño tienen como objetivo prioritario la aprobación de la reforma de pensiones, considerada vital para equilibrar las cuentas públicas y atraer inversiones al país sudamericano.

Una comisión especial tratará de votar este jueves el proyecto, para enviarlo luego al plenario de la Cámara de Diputados y el Senado.