Sao Paulo.- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, reiteró el jueves que pretende nominar a su hijo Eduardo como embajador ante Estados Unidos, incluso si eso daña su popularidad.

“Pretendo nominarlo, sí. Y si alguien dice que ya no votará por mí, lo siento”, dijo Bolsonaro en una emisión en directo a través de redes sociales.

Enfatizó que su hijo, Eduardo Bolsonaro, un legislador federal de 35 años que representa a Sao Paulo, está listo para ser el embajador de Brasil y tiene buenas relaciones en Estados Unidos.

El Supremo Tribunal Federal prohibió el nepotismo en 2008. No obstante, un panel de la corte dictaminó el año pasado que esta regla no es aplicable en nombramientos políticos.

Si es nominado, su nombramiento debe ser aprobado por la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado antes de pasar al pleno de la Cámara Alta para su ratificación.

El Supremo Tribunal Federal prohibió el nepotismo en 2008. No obstante, un panel de la corte dictaminó el año pasado que esta regla no es aplicable en nombramientos políticos.

"No depende de mí, depende de mi hijo aceptar y entonces deberá someterse a la aprobación del Senado. ¿A quién quieren que ponga? A Celso Amorim?", dijo con anterioridad Bolsonaro, en referencia al veterano político que sirvió con los expresidentes Itamar Franco, Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff.

Eduardo Bolsonaro es el tercero de los cuatro hijos y una hija del presidente en tres matrimonios y ha aconsejado a su padre en asuntos foráneos. Su nombramiento tendría que ser aprobado por el Comité de Relaciones Exteriores del Senado antes de pasar a la Cámara alta para su confirmación.