Brasil está en conversaciones para comprar otros 20 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la china Sinovac Biotech, dijo el gobernador de Sao Paulo a Reuters en una entrevista el jueves.

El pedido, del que no se había informado anteriormente, se sumará a los 100 millones de dosis de la vacuna, conocida como CoronaVac, que ya se ha asegurado el instituto biomédico Butantan de Sao Paulo, sostuvo Joao Doria.

El instituto estatal dirigió las pruebas clínicas masivas de la vacuna en Brasil y ahora está terminando las dosis para un programa nacional de inmunización, con planes para una producción nacional del 100% a principios de 2022. La única otra vacuna Covid-19 aprobada para uso de emergencia en Brasil es la de AstraZeneca.

Doria, gobernador del estado más rico y poblado del país, ha sido el impulsor de las pruebas y el despliegue de CoronaVac en Brasil, reforzando sus ambiciones presidenciales y alimentando una rivalidad con Jair Bolsonaro.

Pero con una eficacia de poco más del 50% en la prueba brasileña, muy por debajo de otras opciones en el mercado, algunos han cuestionado si la compra de esta vacuna es realmente tendrá impacto en la reducción de contagios cuando las muertes en Brasil por coronavirus superan las 1.200 diarias por tercer día consecutivo.