Unas 1.300 personas de la comunidad LGTBI fueron asesinadas en Latinoamérica entre enero de 2014 y junio de 2019, la mayoría en Colombia, México y Honduras, según un informe regional dado a conocer este jueves en El Salvador.

El documento, denominado "El prejuicio no conoce fronteras", da cuenta de 1.292 homicidios de miembros del colectivo de Lesbianas, Gais, Transgénero, Bisexuales e Intersexuales (LGTBI) en nueve países de Latinoamérica y el Caribe en el referido lapso.

Los asesinatos se han dado en un "escenario de retroceso" ante "una oleada conservadora que persigue un modelo de sociedad desigual, excluyente y reaccionario" en la región, señala el informe de la Red Regional de Información sobre Violencias LGBTI en América Latina y el Caribe.

Mayoría de víctimas con edades entre los 18 y 25 años. Las víctimas en su mayoría son hombres gais y mujeres trans con edades entre los 18 y 25 años, pero en países como República Dominicana se registran homicidios de jóvenes de hasta 13 años de edad. Del total de 1.292 homicidios, 30% ocurrieron "por prejuicio" o por odio, debido a la orientación sexual o identidad de género de la víctima.

Según el documento presentado en San Salvador, Brasil "quizá es uno de los países que reporta mayores retrocesos en la región" en materia de derechos humanos de este sector de la población.

El informe no refleja los datos de recabado en Brasil, donde las "proyecciones preliminares" cifran en 1.650 los asesinatos, con lo que el número de homicidios podría superar los 2.900. La situación de las muertes violentas de personas LGTBI de dicho país se dará a conocer en un informe posterior en fecha no revelada.

Según el documento presentado en San Salvador, Brasil "quizá es uno de los países que reporta mayores retrocesos en la región" en materia de derechos humanos de este sector de la población. El pasado 28 de junio, durante la conmemoración del 50 aniversario de la Revuelta de Stonewall, el Gobierno brasileño eliminó el Consejo Nacional LGBTI.