Lima. El socialista Pedro Castillo llamó este jueves a la "unidad nacional" en torno a su candidatura y la derechista Keiko Fujimori realizó una "bicicleteada" para promover la salud y el deporte, antes del cierre de campaña del balotaje presidencial.

Castillo, la sorpresa en estas polarizadas elecciones, presentó a un grupo de técnicos para su posible Gobierno y pidió ayuda a los peruanos para "rescatar" al país sumido en su peor crisis económica en tres décadas afectado por la pandemia.

"Llamo a la unidad más amplia de este pueblo que necesita justicia, igualdad de oportunidades. Llamo a todo el pueblo para que dejemos a un lado, quién sabe, algunas diferencias. Han habido zancadillas, otras cosas, pero es parte de la vida democrática, es parte de la lucha política", afirmó Castillo en un local partidario en el centro de Lima.

El también profesor de primara y líder sindical, luciendo su sombrero de ala ancha que ha usado durante su campaña, prometió que respetará la autonomía de las organizaciones del Estado y a la Constitución que "nos esta llevando a este escenario político y democrático", en una moderación más de su discurso.

Castillo tiene como hoja de ruta en su plan de Gobierno convocar a una consulta popular con el objetivo de redactar una nueva Constitución Política para darle al Estado un rol más dominante en la economía del país minero.

Por su parte Fujimori, hija del encarcelado exmandatario Alberto Fujimori, encabezó una "bicicleteada" con cientos de simpatizantes por la ciudad de la región norteña de Piura, la segunda más poblada del país.

"El deporte es salud, el deporte une, y es una manera también de trasladarse pero protegiendo el medio ambiente", manifestó la candidata, con el polo de la selección peruana de fútbol, en declaraciones transmitidas por la televisión local.

Fujimori, que tiene una acusación fiscal de "lavado de activos" por presuntos aportes irregulares durante anteriores campañas presidenciales que ella niega, busca en su tercer intento ser la primera mujer que preside Perú.

Según las encuestas difundidas el domingo, el izquierdista Castillo lidera las intenciones de voto con una ventaja de apenas dos puntos porcentuales, dentro del margen de error en una elección que camina hacia una final de infarto.

"Creo que las tendencias se están achicando y vamos a encontrar un resultado muy ajustado sin duda el domingo", dijo el jueves el presidente ejecutivo de Ipsos Perú, Alfredo Torres, en una conferencia con la prensa extranjera sobre el proceso.

El experto y ejecutivos de otras tres firmas encuestadoras coincidieron en la conferencia en que el voto de los indecisos y de los peruanos en el extranjero será clave en esta elección.

Ambos candidatos tienen planeado cerrar en las próximas horas sus campañas presidenciales en diferentes puntos de Lima.