Bogotá.- Colombia buscará erradicar 100.000 hectáreas de cultivos de coca en 2019, anunció este martes el ministro de Defensa, Guillermo Botero, quien admitió la posibilidad de restablecer las fumigaciones aéreas con un herbicida como el glifosato acatando las recomendaciones de una corte.

La meta para el próximo año supera las 61.000 hectáreas que se erradicarán en el 2018, aseguró el funcionario en declaraciones a periodistas.

"Nosotros en 2019 tenemos que erradicar 100.000 hectáreas y yo estoy seguro que lo vamos a lograr", dijo Botero al revelar que el país contará con 100 grupos para la erradicación manual de cultivos de hoja de coca.

El funcionario sostuvo que se encuentran listas las aeronaves que apoyarán la aspersión de cultivos ilícitos con las modificaciones ordenadas por la Corte Constitucional.

De acuerdo con el gobierno de Estados Unidos, al cierre de 2017 Colombia tenía 209.000 hectáreas de cultivos de hoja de coca y una capacidad potencial para producir 921 toneladas métricas anuales.

El tribunal condicionó ese método a la utilización de boquillas de fumigación de ultra bajo volumen, que produzcan gotas más finas y menos susceptibles al viento para evitar afectar a otros cultivos.

La extensión cultivada con coca, la materia prima de la cocaína, subió dramáticamente por un aumento de la siembra por parte de campesinos en busca de beneficios económicos derivados del acuerdo de paz con la desmovilizada guerrilla de las FARC y por un aumento de la productividad de las plantaciones.

De acuerdo con el gobierno de Estados Unidos, al cierre de 2017 Colombia tenía 209.000 hectáreas de cultivos de hoja de coca y una capacidad potencial para producir 921 toneladas métricas anuales.

Colombia, con una posición estratégica por estar rodeada por dos océanos, es considerada uno de los mayores productores mundiales de cocaína, actividad en la que están implicados grupos de narcotraficantes, bandas criminales conformadas por exparamilitares de ultraderecha y la guerrilla del ELN, además de disidencias de las FARC.