Buenos Aires. La Primera Sala de la Cámara Federal de Buenos Aires confirmó la tarde de este jueves el procesamiento con prisión preventiva para la senadora y ex presidenta argentina, Cristina Fernández, en el marco de la causa conocida como los “Cuadernos de las coimas”.

La ex presidenta está acusada de ser la jefa de una asociación ilícita, responsable de comandar una estructura desde el Estado para la recaudación de fondos ilegales. 

Con este fallo, informó El Clarín, el juez Claudio Bonadio pedirá el desafuero de la ex presidenta que enfrenta cargos como presunta “jefa de una asociación ilícita”, y de cohecho pasivo.

Además de fundamentar la petición de desafuero en que la ex mandataria “podría entorpecer” la investigación y en que mantiene vínculos con los demás ex funcionarios procesados, se ordenó el embargo equivalente a más de US$39.1 millones en su contra.

El magistrado ya pidió anteriormente su desafuero en septiembre, lo que el Senado no ha tramitado. Semanas antes, había ordenado el allanamiento de sus tres domicilios.

El magistrado ya pidió anteriormente su desafuero en septiembre, lo que el Senado no ha tramitado. Semanas antes, había ordenado el allanamiento de sus tres domicilios: uno en Buenos Aires y dos en la provincia patagónica de Santa Cruz.

Según la cámara, sin embargo, los empresarios serán procesados solamente por cohecho por cuanto “no formaban parte de la organización ilegal”.

Además, fueron procesados el ex ministro de Planicación Federal, Julio De Vido y los los ex funcionarios Roberto Baratta, Nelson Lazarte, Rafael Llorens, Hernán Gómez, José María Olazagasti, Oscar Centeno, Ezequiel García, José López y Walter Faygas.

Desde que surgió el escándalo, principios de agosto, decenas de importantes empresarios y exfuncionarios han sido procesados -algunos declarados imputados "arrepentidos"- y muchos han reconocido ante el juez de instrucción, Claudio Bonadio, la existencia de las coimas y la supuesta implicación de Fernández y su fallecido esposo, el también expresidente Néstor Kirchner (2003-2007).

Entre los empresarios involucrados está además Ángelo Calcaterra, primo del actual presidente, Mauricio Macri, y el padre y el hermano del mandatario, Franco y Gianfranco Macri, respectivamente, fueron también llamados a declarar.

*Con información de Biobiochile y Télam.