Ciudad de Guatemala.- El Congreso de Guatemala aprobó este sábado un decreto que permite al Gobierno implementar estado de sitio en el noreste del país para retomar el control luego de que tres marinos perdieron la vida tras un enfrentamiento con presuntos narcotraficantes.

La medida, avalada con 88 votos a favor y nueve en contra por el legislativo unicameral, limitará algunas garantías de los pobladores de seis departamentos de la región, como manifestarse por las calles y movilizarse libremente en la noche, y dará atribuciones al Ejército para detener e interrogar a sospechosos.

El estado de sitio, que se extenderá por 30 días en un área entre Honduras y México que forma parte del conocido como "corredor del narcotráfico", ha sido criticado por grupos de derechos humanos, líderes campesinos y otras organizaciones sociales, que protestaron el sábado a las afueras del Congreso.

"Es un paso previo al Estado de guerra, por lo que nos parece una medida exagerada y repudiable", afirmaron en un comunicado, que fue divulgado a través de las redes sociales.

El presidente Jimmy Morales ordenó establecer la medida esta semana después de que el Ejército informó que un grupo de delincuentes había emboscado a una patrulla de la marina que acudió a detener una aeronave aparentemente cargada con droga que buscaba aterrizar en una pista clandestina de la zona. 

Guatemala, como sus vecinos El Salvador y Honduras, es un punto neurálgico para el trasiego de drogas desde Sudamérica hasta Estados Unidos.