La Paz.- La desconfianza de los bolivianos en la líder del gobierno interino apoyado por la oposición, Jeanine Añez, aumentó al 47% este mes, tras registrar el 41% en enero pasado y luego de anunciar su candidatura a las elecciones del 3 de mayo próximo, señaló una encuesta de opinión.

De acuerdo con la encuesta de la firma Mercados y Muestras difundida este lunes en medios bolivianos, la calificación al gobierno de Añez bajó también en febrero, al registrar el 39%, después de que el mes pasado tuvo el 43% y el 41% en diciembre de 2019.

El 47% de los encuestados respondió tener "Mucha desconfianza" en Añez, el 38% "Poca confianza", el 14% "Ni confianza ni desconfianza" y el 1% no respondió.

Respecto a la pregunta sobre el camino por el que transita el país sudamericano, el 37% de los encuestados contestó por un "Camino malo", el 35% por un "Camino bueno", el 26% "ni bueno ni malo" y el 3% no respondió.

Comentó que la percepción ciudadana respecto a la presidenta interina cambiará en las siguientes consultas, al quedar en duda la naturaleza de un gobierno de transición. "Mucha gente considera que Añez se aprovechó del gobierno para ser candidata, lo que no debería suceder", añadió el analista.

La encuesta de la firma Mercados y Muestras se realizó entre el 14 y el 17 del presente mes.

El analista político, Hugo Marino, consideró al respecto que las cifras de la muestra de opinión denotan una realidad respecto a la credibilidad de los ciudadanos por Añez, quien hizo lo contrario a su compromiso de "no ser candidata" presidencial. "Ante este nuevo escenario, la postulación de Añez está afectando su imagen. Mucha gente responsabiliza a Añez de fragmentar más el voto de los opositores a Evo Morales", dijo.

"Y por eso (los ciudadanos) consideran que esa candidatura está favoreciendo la victoria eventual del Movimiento Al Socialismo (partido de Morales) en las elecciones de mayo", afirmó Marino.

Recordó los datos de percepción ciudadana sobre Añez registrados en diciembre pasado, cuando gozaba de una "ligera legitimidad", en el marco de un gobierno de transición. "Ahora (Añez) deberá entender que habrá sectores que van a radicalizar su desconfianza, su descontento, y la verán como una contrincante política", sostuvo.

Comentó que la percepción ciudadana respecto a la presidenta interina cambiará en las siguientes consultas, al quedar en duda la naturaleza de un gobierno de transición. "Mucha gente considera que Añez se aprovechó del gobierno para ser candidata, lo que no debería suceder", añadió el analista.

Añez asumió el mandato interino en noviembre de 2019, después de que Morales dimitió a su cargo como presidente y salió del país, posterior a las elecciones generales del 20 de octubre pasado, en que la autoridad electoral lo dio como triunfador.

Un informe preliminar de la la Organización de los Estados Americanos (OEA) señaló sin embrago presuntas irregularidades en las elecciones de octubre en Bolivia.