La Habana.- El presidente de Cuba dijo que la economía de la isla crecería ligeramente en 2019 pese a la creciente presión económica que ejerce el Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En una reunión de la Asamblea Nacional, Miguel Díaz-Canel dijo que "en el presente año, aún en el ojo del huracán de las adversidades que el enemigo concibió para asfixiarnos, la economía cubana puede crecer ligeramente".

El mandatario señaló que la economía creció un 2,2% en 2018 frente a una cifra preliminar de 1,2%, lo que significa que la meta de este año de 1,5 sería más difícil de alcanzar.

El presidente no divulgó ninguna cifra del Producto Interno Bruto en el primer semestre de 2019. Las medidas de emergencia incluyen aumentos salariales y pensiones para más de 2 millones de personas junto a estímulo financiero para empresas estatales y a la producción municipal.

El economista cubano Ricardo Torres calificó las medidas como positivas porque "indican que el gobierno pretende ir más allá de la condena de Estados Unidos y ser más proactivo".

Al mismo tiempo, Torres dijo que "los controles de precios que acompañarán los aumentos con la esperanza de frenar la inflación muestran que el gobierno sigue confiando en los mecanismos administrativos, financieros y de mercado".

El comercio de Cuba ha disminuido constantemente desde 2014, debido a que Venezuela, su aliado político, sucumbió a la caída de los precios del petróleo y a una profunda crisis financiera.

Estados Unidos sancionó a más de 100 compañías cubanas, impuso restricciones de viaje más estrictas a sus ciudadanos y puso en vigor una ley de 1996, que permite a los cubano-estadounidenses demandar a compañías extranjeras que usan propiedades nacionalizadas tras la Revolución de 1959.