Texas.- El excongresista demócrata Beto O'Rourke, aspirante a la nominación demócrata para la Casa Blanca, tuvo este sábado un masivo acto en El Paso, ciudad que quedó en el centro del debate de inmigración tras declaraciones del gobierno del presidente Donald Trump.

O'Rourke partió en Texas una serie de tres mítines en su intento de convertirse en la carta demócrata un día después de que Trump amenazara con cerrar la frontera sur la próxima semana.

Hablando en El Paso, a unos cientos de metros de la frontera con México, O'Rourke denunció las políticas de inmigración del gobierno republicano y el llamado del presidente a levantar un muro fronterizo.

"No encontraremos seguridad mediante muro", declaró el demócrata, siendo vitoreado por varios cientos de simpatizantes cuando lanzó oficialmente su campaña presidencial.

Antes de terminar su discurso hablando en español, O'Rourke denunció lo que denominó políticas de "miedo y división" de Trump y acusó al mandatario de buscar "separarnos y hacernos temer el uno al otro".

El miércoles, el Comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza dijo que el sistema fronterizo del sur estaba en un punto de quiebre por el número de personas que cruzan la frontera cada día. El viernes, Trump declaró que había "una muy buena probabilidad de cerrar la frontera la próxima semana".

El mandatario quiere que se refuercen las vallas y que se levanten cientos de millas de cercas adicionales en la frontera. O'Rourke rechaza cualquier nueva estructura fronteriza y la oposición al muro de Trump y a sus políticas de inmigración ha sido una pieza central de su campaña.

"Estamos seguros, no a pesar del hecho de que somos una ciudad de inmigrantes y solicitantes de asilo; estamos seguros porque somos una ciudad de inmigrantes y solicitantes de asilo", dijo O'Rourke en El Paso el sábado.