La Habana. El presidente de Cuba, Miguel Díaz- Canel, denunció este miércoles la creciente hostilidad del gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) contra Cuba, y elogió la actitud del pueblo de la isla ante la reciente emergencia energética, que declaró superada.

Al hacer uso de la palabra ante los diputados reunidos en vísperas de la IV Sesión Extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el gobernante hizo un balance sobre la manera en que los cubanos han enfrentado la contingencia energética y sobre temas económicos en general.

En su intervención, transmitida la noche de este miércoles por la televisión nacional, Díaz-Canel consideró superado el momento más crítico de la crisis de combustible que ha afectado a Cuba en las últimas semanas y aseguró que la mayor de las Antillas puede cubrir en este momento el 62% de su demanda energética.

Señaló que en el orden ideológico y político, los cubanos han comprendido que la escasez de combustible se debe a la escalada de EE.UU. a nivel global y en particular en el área de América Latina y el Caribe, y destacó la denuncia que de esa situación ha hecho la población de la isla.

"Es impotencia, desesperación, soberbia de Estados Unidos  por no haber podido derrocar a la Revolución Bolivariana. El fracaso de EE.UU. hacia Venezuela hace que culpen a Cuba para seguir recrudeciendo las sanciones", puntualizó.

Díaz Canel destacó asimismo el apoyo recibido por Cuba en Naciones Unidas y las denuncias de muchos países contra el bloqueo a que es sometida la nación caribeña.

"Es impotencia, desesperación, soberbia de Estados Unidos  por no haber podido derrocar a la Revolución Bolivariana. El fracaso de EE.UU. hacia Venezuela hace que culpen a Cuba para seguir recrudeciendo las sanciones", puntualizó Díaz-Canel.

Estados Unidos se ha vuelto a los peores conceptos: la doctrina Monroe, se desprecia a Latinoamérica, se desprecia el derecho internacional, indicó el presidente cubano en otro momento de su intervención ante los diputados a la Asamblea Nacional.

Estábamos defendiendo la Revolución, a nuestro pueblo, la condición de que no nos vamos a rendir, de que no nos van a poder sobornar ni vamos a romper compromisos con países hermanos que defienden causas como la nuestra, dijo al referirse a las difíciles jornadas precedentes en la ínsula.

"De esta situación (energética) hemos salido fortalecidos; hemos salido victoriosos, nos hemos preparado para el futuro. Se ha pensado como país.

Remarcó el aseguramiento político y la manera en que los jóvenes respondieron a la convocatoria de apoyar la difícil coyuntura -anunciada el pasado 11 de septiembre- y la presencia de estos en las tareas de la construcción de viviendas, la economía y el control energético.

Señaló que el país ha vivido un momento tenso donde la carencia de combustible afectó a la población en el área del transporte y con la disminución de ciertas actividades económicas, señaló.

Explicó que aunque se paralizaron actividades, no se detuvieron importantes programas de producción de alimentos, construcción de viviendas, informatización de la sociedad, las exportaciones, el turismo ni la reducción de importaciones.

Se fortaleció la convicción de resistencia del pueblo y creció el ahorro, aseguró el mandatario antillano.

Precisó que la isla ha atravesado esta situación con cero apagones, lo que ha tenido mucho que ver con las medidas que se tomaron, que en septiembre se trabajó con el 30% del combustible habitual, pero que ya la nación está "en momentos de normalidad".

Mas de 300 megawatts diarios se ahorraron en el horario pico; no hubo apagones por ahorro energético, solo por averías, precisó el gobernante cubano.

En la etapa -dijo- se distribuyó la canasta básica familiar con más precisión y más en tiempo que en momentos de normalidad, gracias al ahorro y las medidas cumplidas, y destacó que la el país cuenta con el inventario del combustible para octubre, y se trabaja en la asignación hasta el fin de año.

Díaz-Canel puntualizó que a pesar de la difícil coyuntura se acordó no gastar las reservas energéticas nacionales.

Sobre las trabas impuestas por Washington a la obtención de crudo por parte de la isla, denunció: Nos están persiguiendo barco a barco, negociación a negociación, por eso no podemos explicar todo (sobre la adquisición de combustible).

Acotó que ante la difícil coyuntura, se acodaron medidas de ahorro, de ajuste sobre todo en la actividad económica, pero que el curso escolar siguió funcionando, como otras muchas actividades.

En la etapa se recibieron delegaciones de primer nivel, algunas para desarrollar proyectos conjuntos en temas como el energético, señaló en alusión a la reciente visita del presidente del Gobierno de la Federación de Rusia, Dimitri Medvedev.

Cuba tendrá que disponer de una masa de divisas para satisfacer necesidades de la población, y eso se logra con exportaciones; todo el mundo aquí tiene que exportar bienes y servicios, hay que hacerse competitivos, para tener combustibles, alimentos y pagar deudas y el resto de las cosas. Esas son las prioridades, remarcó Díaz-Canel.

Llamó asimismo a ahorrar, exportar y sustituir exportaciones, y acotó que las otras prioridades son la defensa y la economía, "ambas al mismo nivel".

Díaz-Canel convocó a ahorrar, estimular la producción, los encadenamientos productivos, la cadena puerto-trasporte-economía interna, lograr un control mas eficiente y potenciar la inversión extranjera y el desarrollo local, así como a aprovechar un mercado secundario para financiar la deuda publica.

Adelantó que la próxima semana se informarán a la población nuevas medidas económicas asociadas al comercio interior.

El mandatario destacó historias de vida de la solidaridad de la población cubana en el difícil momento energético que atravesó el país, y llamó a mantener esas conductas como estilos de vida.

Aseguró que el espíritu solidario de los cubanos no cambia, que no perdieron la alegría, y que con su solidaridad, su aporte y su ejemplo, "muchos han energizado más que cien barcos de combustible".

Nuestro pueblo va a seguir sendo alegre, laborioso. La victoria está en la denuncia del bloqueo que hace nuestro pueblo, que hacen los amigos de Cuba, señaló.

Aseguró además que la isla seguirá aplicando medidas económicas y sociales que potencien su desarrollo.

En otra parte de su intervención, Díaz-Canel dijo que hizo un recorrido por todas las provincias con 2800 dirigentes del país, para apreciar como se iban implementando las medias de ahorro energético, y que apreciaron la capacidad de dirección de los diversos organismos del Estado y un gran apoyo y comprensión por parte del pueblo.

Este jueves, los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba elegirán al presidente del órgano legislativo y al del país y otros altos cargos del Estado.