El Servicio Secreto comenzó este viernes a aumentar el número de agentes que protegen al candidato presidencial demócrata de EE.UU., Joe Biden, ante la posibilidad de que los resultados le den la victoria electoral luego de tomar ventaja en los estado claves de Pensilvania y Georgia, informó The Washington Post, que cita a dos fuentes familiarizadas con los planes.

Según el Post, los nuevos agentes se dirigen al centro de convenciones de Wilmington (Delaware), ciudad de residencia del candidato demócrata y donde los miembros de la campaña de Biden están esperando los resultados del conteo en los estados clave de Pensilvania, Georgia, Nevada, Carolina del Norte y Arizona.

Biden superó este viernes a su rival, Donald Trump, en Pensilvania por 5.587 votos según el último recuento. En este Estado, la cuna de Biden, con 20 votos electorales, fue contabilizado el 95% de las boletas.

Biden consiguió la delantera luego de añadirse en el conteo los votos emitidos por adelantado, en ausencia y por correo de Filadelfia, la ciudad más poblada del Estado. 

El candidato demócrata tiene entre 253 y 264 votos electorales, según distintas proyecciones, y debe superar el umbral de 270 para llegar a la presidencia, por lo que si gana Pensilvania con sus 20 votos electorales, puede lograrlo.

Más temprano, Biden le dio la vuelta a los resultados provisionales en el estado de Georgia y se puso al frente de su rival, que venía encabezando el conteo.

Los últimos resultados anunciados en medios locales dan a Biden una ventaja sobre Trump de tan sólo 917 votos, una diferencia mínima, pero significativa porque ha ido progresivamente cerrando el margen que le llevaba el gobernante.

El cambio en Georgia se produjo horas después de que Trump apareciera en la Casa Blanca para afirmar sin pruebas que le estaban "robando" las elecciones. Su campaña está llevando a cabo una serie de demandas en los estados claves, pero los expertos legales ven poco probable que logren alterar el resultado de las elecciones.

Biden también mantuvo escasas ventajas en Arizona y Nevada. En Arizona, su ventaja se redujo a unos 47.000 votos, y en Nevada estaba por delante por unos 11.500.

Mientras el país contenía la respiración por un resultado en la carrera por la Casa Blanca, los funcionarios de Georgia y Pensilvania expresaron optimismo de que terminarían de contar el viernes, mientras que todavía se esperaba que Arizona y Nevada tomaran días para completar sus totales de votos.