Bogotá. El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Colombia abrió formalmente una investigación preliminar sobre la campaña presidencial de 2014 del ex presidente Juan Manuel Santos para conocer si existió financiación ilegal proveniente de Odebrecht.

La investigación fue abierta a partir "la compulsa de copias efectuada por la Fiscalía General de la Nación, por la presunta infracción al régimen de financiación de campañas de segunda vuelta presidencial del año 2014, dentro del expediente 3860-19", explicó el tribunal electoral.

Los magistrados Doris Ruth Méndez Cubillos, Renato Rafael Contreras Ortega y  Luis Guillermo Pérez Casas integraron la comisión especial que definió la apertura de la investigación.

Los tres magistrados hacen parte de la comisión especial creada solo para ese fin, y que está en el reglamento para casos de extrema "importancia y complejidad". Ellos fueron los encargados de estudiar la compulsa de copias que envió la Fiscalía General que aporta nuevas evidencias de la supuesta financiación.

El dinero, afirma el testigo, eran provenientes de Consol, la empresa que crearon Odebrecht y Episol, de Conficolombiana, para ejecutar las obras de la Ruta del Sol 2.

El tribunal electoral citó al ex presidente Santos a rendir versión el próximo 4 de octubre, así como también pedirá la ampliación del testimonio de Andrés Sanmiguel Castaño, dueño de la empresa Gistic Logistic, quien recientemente declaró ante la Fiscalía General que a través de su compañía se habrían girado $3.894 millones (US$1,13 millones) para la reelección de Santos.

El dinero, afirma el testigo, eran provenientes de Consol, la empresa que crearon Odebrecht y Episol, de Conficolombiana, para ejecutar las obras de la Ruta del Sol 2.

Según dijo Sanmiguel, gran parte de ese dinero se entregó a través del empresario caleño Esteban Moreno, quien, de acuerdo con su versión, iba acompañado por miembros del Partido Liberal al recibir la plata. Moreno fue jefe de la campaña Santos en el Valle del Cauca. 

“A mí me dijeron que esto es para la reelección de este señor (Juan Manuel Santos)", declaró recientemente Sanmiguel a la Fiscalía. El pasado mes de julio, el ente investigador compulsó copias al CNE para que indagara el supuesto ingreso de estos recursos a la campaña releccionista de Santos, y el momento perfecto para el regreso del escándalo de corrupción más grande de los tiempos ha llegado: otra campaña electoral.

Cabe recordar que el caso de supuesto financiamiento de Odebrecht a la campaña de Santos fue denunciado por los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Patrana a través de una carta, en la que señalaban los nombres de tres firmas a través de las cuales se habrían hecho los giros a la campaña. Los representantes de Inversiones Torrosa, RGQ Logistics y Gistic Soluciones están llamados a imputación de cargos después de varios años de investigaciones. 

Antecedente. La decisión del CNE se suma a una investigación abierta en junio pasado por un comisión parlamentaria. Ricardo Ferro, quien preside la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes, dijo en una declaración publicada que la indagación apunta a "determinar si hay o no lugar a proceder a una investigación formal" por supuestos aportes de la constructora brasileña a la campaña por la reelección de Santos, en 2014.

La investigación tomó curso luego de que la comisión recibiera una denuncia, basada en un informe periodístico.

Ferro explicó que es obligación de la Comisión darle trámite a esas denuncias "primero con una investigación preliminar y si hay lugar, a una investigación formal".

Según documentos publicados en diciembre de 2017 por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Odebrecht pagó US$788 millones en sobornos en 12 países de Latinoamérica y África, entre ellos Colombia, donde habría entregado más de US$11 millones entre 2009 y 2014.

* Con información de El Espectador, Semana.com , Télam y CNE.