Ciudad de México. Un juzgado mexicano acogió la mañana de este martes la primera audiencia del proceso a Emilio Lozoya, un exdirector general de la estatal mexicana Pemex, acusado de lavar dinero por la compra irregular de una planta de fertilizantes de la firma Altos Hornos de México (AHMSA), dijeron autoridades judiciales.

Lozoya se declaró no culpable de los delitos imputados por la justicia mexicana, que lo acusa de corrupción en la compra de una planta de fertilizantes durante su gestión entre 2012 y 2016, dijeron fuentes judiciales.

El caso, donde se podría destapar la corrupción del gobierno anterior, amenaza con salpicar al expresidente Enrique Peña.

La Fiscalía informó que la audiencia se realiza a través de videoconferencia, "dadas las condiciones de salud del imputado", quien se encuentra en un hospital privado de Ciudad de México, al que fue trasladado tras llegar extraditado desde España a mediados de julio.

Mientras Lozoya era mandamás de Pemex, entre 2012 y 2016, la petrolera adquirió la planta de fertilizantes Agro Nitrogenados y otras unidades subsidiarias de AHMSA en US$275 millones. La planta llevaba casi dos décadas sin funcionar y había sido calificada por Pemex como "chatarra".

La Auditoría Superior de la Federación (ASF), el organismo de fiscalización superior del país, dependiente de la cámara de diputados, concluyó en 2019 que la compra de la planta se formalizó con equipo incompleto, en mal estado y no utilizable, con 30 años de antigüedad y 18 años fuera de operación.

"Pemex adquirió un negocio que no era rentable, en condiciones desfavorables, con costos de reparación irrecuperables y bajo supuestas sinergias que no se han alcanzado", señaló la ASF en su momento.

Lozoya habría pactado con AHMSA contratos con la petrolera a cambio de jugosos pagos, que se habrían concretado entre junio y noviembre de 2012 por US$3,4 millones, ha dicho la Fiscalía.

Por el mismo caso fue detenido el año pasado, también en España, Alonso Ancira, directivo de AHMSA.

Lozoya también enfrenta acusaciones de corrupción que involucran a la brasileña Odebrecht y cuya audiencia se llevará a cabo el miércoles.

Economista de 45 años, el extitular de Pemex buscaría un acuerdo con las autoridades a cambio de beneficios en su proceso y, según han reportado medios locales, presentaría videos de políticos recibiendo sobornos para apoyar la reforma energética impulsada por Peña, que permitió la participación de empresas privadas en el multimillonario negocio petrolero.

Los abogados de Lozoya, un exdirector en jefe para América Latina del Foro Económico Mundial, han asegurado que él siempre actuó bajo las órdenes de Peña -quien ha negado las acusaciones-, así como de Luis Videgaray, exsecretario de Hacienda y excanciller, quien ahora vive en Estados Unidos.