El ex fiscal general de Brasil Rodrigo Janot afirmó este jueves en una entrevista al diario O Estado de Sao Paulo que durante el ejercicio de su cargo pensó en "asesinar" a un juez de la Corte Suprema que sembró sospechas sobre su hija, y luego suicidarse.

Janot, que dirigió el Ministerio Público Federal entre 2013 y 2017, pensó en cometer el crimen después de que el juez Mendes difundiera, según él, "una historia mentirosa" sobre su hija al intentar apartarle de la instrucción de un proceso judicial.

"Fue la mano de Dios". El entonces fiscal general relató que fue al Supremo armado y que, antes de comenzar la sesión, se encontró con Mendes en una sala de la corte, en Brasilia. "Estaba solo, pero fue la mano de Dios. Fue la mano de Dios", que impidió materializar su pensamiento, aseguró a O Estado de Sao Paulo.

"No iba a ser una amenaza, iba a ser un asesinato. Iba a matarle (a Mendes) y después me iba suicidar", señaló al comentar al rotativo su momento más tenso como fiscal general de Brasil.

Por su parte, Mendes lamentó este viernes en una nota enviada a los medios de comunicación lo que calificó de "impulsos homicidas" de Janot y le recomendó "buscar ayuda psiquiátrica".

"Buscar ayuda psiquiátrica". Por su parte, Mendes lamentó este viernes en una nota enviada a los medios de comunicación lo que calificó de "impulsos homicidas" de Janot y le recomendó "buscar ayuda psiquiátrica". Mendes también manifestó en su nota que "el combate a la corrupción en Brasil" se convirtió en "rehén de fanáticos que nunca escondieron que también tenían un proyecto de poder".

"Si el hecho de no estar de acuerdo con un juez del Supremo lo expuso a tales tentaciones locas, me pregunto cómo condujo las investigaciones penales", indicó.

Antes de dejar el cargo, en mayo de 2017, Janot solicitó que Mendes no analizase un recurso de "habeas corpus" interpuesto por el exmagnate brasileño Eike Batista, condenado por corrupción, con el argumento de que la mujer del magistrado trabajaba en el mismo bufete que defendía a Batista.

Como respuesta, Mendes afirmó que la hija de Janot defendía a la constructora OAS, implicada en la vasta trama corrupta destapada en la petrolera estatal Petrobras, en un proceso en el Consejo de Administración de Defensa Económica (CADE), órgano de combate a los monopolios en Brasil.

Para Janot, el magistrado "inventó" esa "historia" de que su hija era abogada del área penal. "Mi hija nunca fue abogada del área penal", sentenció.