Lima. Raúl Noblecilla, abogado del ex secretario de la Presidencia durante el segundo gobierno de Alan García, Luis Nava Guibert, reveló que hay conversaciones de Whatsapp que evidenciarían que el ex mandatario peruano envió "directivas" para la protección “de los brasileños” vinculados a Odebrecht, quince días antes de su muerte.

Noblecilla dijo que esta información la tienen no solo mediante estas comunicaciones, "sino a través de otras formas", por lo que instó a esperar a que salgan todas esas pruebas.

"Esta arma letal que mandó a disparar el abogado Humberto Abanto les ha dado en la nuca, ¿por qué te lo digo?, porque estarían por aparecer documentos anteriores a la novela Roxanne (Chessman)-(Jorge) Barata que van a dar cuenta de que Alan García, quince días antes de que tomara la decisión de irse, hablaba y mandaba mensajes para ayudar a los brasileños e instar a buscar la forma de apoyarlos", dijo.

Según Noblecilla, Alan García antes de suicidarse mostraba "pánico y preocupación extrema" sobre las indagaciones que se desarrollaban en torno a su situación y su vínculo con la empresa Odebrecht.

"Estas pruebas saldrán a su tiempo", adelantó.

En otro momento, precisó que Nava Guibert recibió amenazas de muerte desde que estuvo en el penal Castro Castro, por parte de la Resistencia y de un sector del partido aprista.

"En este documento, en que comunicamos a (el fiscal) José Domingo Pérez de la posible conformación de una organización criminal, solicitamos una vez más la necesidad de protección a mi patrocinado, urgente, no solo para Nava e hijos, sino también para mi familia", agregó. 

Noblecilla agregó que Alan García murió abandonado por sus hijos -quienes ahora reclaman salvarlo de la historia-, dejándolo solo en su casa y con una pistola.