La Paz. El ex presidente boliviano Evo Morales dio positivo a la prueba de coronavirus y recibe tratamiento médico preventivo para combatir los síntomas de la enfermedad, según un comunicado de prensa divulgado este martes por la noche.

"Actualmente (Morales) se encuentra estable y está recibiendo el tratamiento, y la atención médica que el caso aconseja. Se agradece al pueblo boliviano por las expresiones de preocupación y solidaridad", señala el texto.

La anterior semana Morales participó de masivos encuentros con los cocaleros del trópico de Cochabamba, en el centro de Bolivia.

El lunes asistió a una clínica privada para practicarse un estudio artroscópico y, tras los análisis de protocolo, su test dio positivo a COVID-19.

Morales había negado las informaciones preliminares de que tenía COVID.

Las salas de cuidados intensivos de los principales hospitales de Bolivia y el vecino Perú están al borde del colapso en momentos en que gran parte de América Latina lucha por asegurar suministros adecuados de una vacuna frente a la pandemia.

Si bien los recuentos de infecciones se mantienen por debajo del pico del año pasado, los recursos agotados, los trabajadores de la salud cansados ​​y una reciente avalancha de casos graves están poniendo a prueba los ya debilitados sistemas de salud desde Chile hasta México, dicen las autoridades.