Lima. El ex presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) se encuentra en cuidados intensivos de una clínica privada, debido a que no se ha podido controlar su afección cardíaca, informó este lunes su abogado defensor César Nakasaki.

En estas condiciones, añadió el abogado, su cliente no puede ser dado de alta médica y pasar a disposición de la justicia peruana que lo espera para internarlo en una cárcel.

"Acá no es un procesado, sino un paciente, está perfectamente justificado que se encuentre en la Unidad de Cuidados Intensivos", expresó el jurista en respaldo a Kuczynski, quien permanece en la Clínica Angloamericana afectado por problemas cardíacos. 

El mandato de prisión preventiva de 36 meses con el ex presidente se emitió en el marco de las investigaciones del Ministerio Público sobre el cobro de US$3 millones por "asesorías" al consorcio brasileño Odebrecht, a cambio de la construcción de megaproyectos de infraestructura.

Kuczynski, al momento de recibir esta notificación, se encontraba cumpliendo una detención preliminar de 10 días por el delito de "lavado de activos con agravante de pertenencia a organización criminal".

La justicia peruana dictó el pasado 19 de abril esta orden de prisión contra Kuczynski por sus vínculos con este escándalo de corrupción.

Kuczynski, al momento de recibir esta notificación, se encontraba cumpliendo una detención preliminar de 10 días por el delito de "lavado de activos con agravante de pertenencia a organización criminal".

El proceso contra el veterano político de 80 años de edad es desarrollado por el Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional Permanente Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios, que también tiene en sus manos a otros ex empleados gubernamentales.

La mano de la justicia peruana, por el caso Odebrecht, también ha alcanzado a los ex presidentes Alejandro Toledo (2001-2006) y Ollanta Humala (2011-2016).

Estas indagaciones involucraban, además, al ex mandatario Alan García (1985-1990 y 2006-2011), quien el pasado 17 de abril se suicidó de un tiro en la cabeza para evitar su detención dictada por la Justicia peruana por sus vínculos con este escándalo.