Lima. La estrategia de defensa del ex presidente Alan García consistirá ahora en intentar convencer a las autoridades de que esta vez sí colaborará con las investigaciones y que acatará la orden de impedimento de salida del país dictada en su contra, aseguró el abogado Erasmo Reyna.

Según dijo, en las próximas horas presentará elementos que asegurarán la presencia del ex presidente en todas las diligencias fiscales e investigaciones.

“Presentaremos algunos medios de prueba que apuntan a eso. Entre hoy (martes) y mañana debemos estar asegurando la presencia del ex presidente y la colaboración en todas las investigaciones que se han venido produciendo”, manifestó en RPP.

Reyna añadió que, desde el punto de la defensa, el rechazo del asilo solicitado a Uruguay es un “capítulo cerrado”, por lo cual ahora los esfuerzos estarán centrados en demostrar la intención de García de colabora con la justicia.

Sobre la posibilidad de que el también máximo líder del Apra sea objeto de un pedido de prisión preliminar de parte de la Fiscalía, Reyna la descartó “en este momento” teniendo en cuenta que las investigaciones aún están en una fase preliminar y restan realizar muchas diligencias.

Al respecto, expresó su plena confianza en que las diligencias pendientes, como las declaraciones de ciudadanos brasileños relacionados con el caso Odebrecht, librarán de toda responsabilidad a Alan García.

 

Incluso negó que García tenga algún tipo de temor respecto al acuerdo de colaboración arribado recientemente entre el Ministerio Público y la empresa Odebrecht, el cual permitirá conocer todos los detalles de las coimas pagadas en Perú por esta compañía constructora.

El abogado hizo un esfuerzo para tratar de explicar las razones por las cuales la opinión pública, así como las autoridades del Ministerio Público, deberían creer en la palabra de Alan García, especialmente después de haber ingresado a una embajada para solicitar asilo horas después de declarar públicamente su intención de colaborar con la justicia.

Indicó, en ese punto, que el pedido de asilo fue una decisión tomada después de analizar el contexto de las investigaciones.

Finalmente, insistió en la teoría de que detrás de las investigaciones contra García está una persecución política del gobierno.