Lima. El presidente de Perú, Martín Vizcarra, aseguró este jueves que el ex mandatario peruano, Alejandro Toledo (2001-2006), procesado por presunta corrupción, será extraditado desde Estados Unidos, país donde se encuentra, antes del 2021.

"Antes de que deje el cargo, el ex presidente Toledo estará aquí afrontando la justicia. Es mi compromiso", expresó Vizcarra a la prensa.

Las autoridades peruanas procesan a Toledo por recibir supuestamente durante su gobierno US$20 millones en soborno de la constructora brasileña Odebrecht para favorecerla en la licitación para construir la Carretera Interoceánica que une Perú con Brasil.

El proceso legal que sigue el gobierno peruano para llevar de regreso a Perú a Toledo se desarrolla a través del Ministerio de Justicia y la cancillería peruana.

El abogado de Toledo, Heriberto Benites, aseguró que su cliente, quien se encuentra en el estado estadounidense de California, es víctima de una persecución política, por lo que desestimó las acusaciones en su contra.

Vizcarra enfatizó que estas dos entidades hacen un "seguimiento permanentemente" al proceso de extradición para que el ex mandatario afronte a la justicia en Perú.

El abogado de Toledo, Heriberto Benites, aseguró que su cliente, quien se encuentra en el estado estadounidense de California, es víctima de una persecución política, por lo que desestimó las acusaciones en su contra.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú formalizó la solicitud de extradición el 25 de mayo pasado, al entregar al Departamento de Estado de Estados Unidos la documentación respectiva.

El mandatario peruano se refirió además al caso del ex presidente de Panamá, Ricardo Martinelli (2009-2014), quien afrontó un proceso similar en su respectivo país, como referencia al tiempo regular que demora un trámite de esta naturaleza.

Comentó que el ex presidente de Panamá fue extraditado de Estados Unidos luego de 3 años, pero que el gobierno de Perú pretende que en el caso de Toledo sea en menos tiempo.