Lima. El ex presidente peruano Alejandro Toledo seguirá en prisión, luego de que la Corte del Distrito Norte de California decidiera este jueves convocar una nueva audiencia para el próximo 12 de septiembre, a efectos de dar a conocer su veredicto sobre si le otorga o no la libertad bajo fianza.

El juez estadounidense Thomas Hixson, que lleva el caso de extradición de Toledo decidió que este se mantenga recluido por lo menos otras dos semanas, a la espera de resolver finalmente sobre su posible libertad bajo fianza.

Inicialmente, se tenía previsto que la audiencia llevada a cabo este jueves se realizara el pasado 22 de agosto, sin embargo, la defensa de Toledo presentó documentos para que se reconsidere la detención del ex mandatario y el juez determinó que se posponga una semana a fin de permitir que la Fiscalía norteamericana responda.

En una breve vista de poco más de un cuarto de hora, Hixson se mostró preocupado por la situación en la que se halla el exmandatario peruano, en una celda de aislamiento en prisión desde hace un mes y medio, y preguntó a la fiscalía si existen opciones para que pueda salir del confinamiento en solitario.

Pese a no ser considerado un preso peligroso, Toledo está en aislamiento por su elevado perfil político, ya que los responsables de la prisión de Santa Rita (California, EE. UU.) consideran que es la única manera que disponen para garantizar su seguridad. 

Alejandro Toledo está requerido por la justicia peruana desde el 9 de febrero del 2017, cuando el magistrado Richard Concepción Carhuancho dictó 18 meses de prisión preventiva contra el exmandatario por presunto tráfico de influencias en el marco del caso Odebrecht.