El exjefe de campaña de Trump ha dedicado su vida a "engañar al sistema", dijo la jueza Amy Jackson. Paul Manafort, fue acusado este miércoles de falsificar documentos para obtener millonarios préstamos hipotecarios.

"Nadie está por encima de la ley en Nueva York", dijo este 13 de marzo el fiscal de Manhattan, Cyrus Vance, tras anunciar 16 cargos contra Manafort. El exjefe de campaña de Trump, que actualmente enfrenta 47 meses en prisión por otros delitos de fraude bancario y fiscal, fue sentenciado este miércoles a 43 meses adicionales de cárcel por cargos de conspiración.

Una "vida dedicada a engañar”. La jueza Amy Berman Jackson subrayó que el exjefe de campaña de Trump ha pasado gran parte de su trayectoria dedicado a "engañar al sistema". "Decir que siente haber sido atrapado no es una inspiradora petición de clemencia (...) Este acusado no es el enemigo público número uno pero tampoco es una víctima", afirmó la jueza.

Manafort, de 69 años, deberá devolver, además, US$6 millones. El proceso contra Manafort es producto de la investigación de la la llamada "trama rusa", liderada por el fiscal especial Robert Mueller, pero no está relacionado con las actividades que desempeñó dentro de la campaña de Trump.

Manafort, que dirigió la campaña de Trump entre mayo y agosto de 2016, tuvo que dimitir tras descubrirse que había recibido US$12,7 millones por asesorar en secreto al expresidente ucraniano Víktor Yanukóvich (2010-2014), vinculado a Moscú.

Mueller acusa a Manafort de haber creado una "red de entidades y cuentas bancarias" en diferentes países para ocultar hasta US$75 millones que obtuvieron principalmente del Gobierno prorruso de Ucrania y de oligarcas rusos.

Manafort, que dirigió la campaña de Trump entre mayo y agosto de 2016, tuvo que dimitir tras descubrirse que había recibido US$12,7 millones por asesorar en secreto al expresidente ucraniano Víktor Yanukóvich (2010-2014), vinculado a Moscú.