Lima. El proceso de extradición del expresidente peruano Alejandro Toledo, que está prófugo en Estados Unidos, se encuentra en las manos del Departamento de Justicia, anunció el ministro de Justicia y Derechos Humanos de Perú, Vicente Zeballos.

La petición del Gobierno peruano busca repatriar al ex gobernante, actualmente con orden de detención en Perú, por presuntamente haber recibido US$20 millones del consorcio brasileño Odebrecht a cambio de la concesión para construir la Carretera Interoceánica.

"A la fecha el proceso ha pasado al Departamento de Justicia de los Estados Unidos y la Fiscalía tiene que trasladarlo a la autoridad del estado de California, para que pueda acceder o no a este requerimiento de extradición", explicó el ministro a Xinhua.

Las declaraciones del alto funcionario se dieron en el marco de un encuentro con corresponsales de prensa extranjera en la sede ministerial.

Explicó que para monitorear este complejo caso judicial, que implica al ex presidente Toledo, se contrató a un grupo de abogados estadounidenses, quienes hicieron trabajos preliminares de evaluación.

El ministro indicó que el Gobierno peruano ha cumplido con todos los requerimientos que han solicitado las autoridades estadounidenses para proceder con este proceso, de acuerdo a los protocolos bilaterales vigentes.

"Se contrató los servicios de un estudio jurídico norteamericano para hacer una evaluación, se hizo la evaluación, pero no se continuó con el proceso", indicó.

El ministro indicó que el Gobierno peruano ha cumplido con todos los requerimientos que han solicitado las autoridades estadounidenses para proceder con este proceso, de acuerdo a los protocolos bilaterales vigentes.

Zeballos también resaltó el trabajo que realizan las instancias respectivas en Perú, como la Procuraduría del Caso Lava Jato, encargada de canalizar judicialmente este caso.

El procurador encargado del Caso Lava Jato en Perú, Jorge Ramírez, contrató otro estudio de abogados en EEUU para que haga seguimiento al pedido de extradición contra Toledo.

"La próxima semana ya se pondrá de manifiesto a la opinión pública la contratación de este estudio jurídico que van a ser quienes van a representar legalmente al Gobierno peruano para lograr el objetivo de esta extradición", subrayó.

El abogado de Toledo, Roberto Su, rechazó los cargos que el Ministerio Público le atribuye a su cliente y asegura que este es víctima de una persecución política en su país.

De acuerdo con el jurista, el panorama legal podría esclarecerse para Toledo con la supuesta llegada de nueva información procedente de Suiza que contribuirá a limpiar la imagen del político peruano.

Actualmente, el ex presidente se encuentra en el estado de California, donde tenía compromisos académicos como investigador visitante en la Universidad Stanford, estatus que no obstante perdió el 31 de agosto del año pasado por el escándalo judicial en Perú.

La mencionada casa de estudios superiores indicó, en su momento, que Toledo ya no cumple ninguna función académica ni se encuentra registrado como profesor.

Sobre este caso, el presidente peruano, Martín Vizcarra, afirmó que el ex mandatario será extraditado de Estados Unidos antes de que concluya su periodo en 2021.

El pasado 28 de mayo, el Gobierno peruano puso a consideración del Departamento de Estado de EEUU el requerimiento de extradición de Toledo, quien gobernó Perú entre los años 2001 y 2006.