Lima. El ex presidente de Perú, Alan García, falleció este miércoles en medio de una intervención quirúrgica a la que ingresó tras dispararse en la cabeza para evitar su inminente arresto por el caso de corrupción vinculado a Odebrecht.

El ex presidente falleció a las 10:05 am (hora local) producto de una hemorragia cerebral masiva y paro cardiorespiratorios, según la información oficial del Ministerio de Salud.

García fue ingresado en el hospital Casimiro Ulloa poco antes de las 7:00 am, presentando un traumatismo por arma de fuego en el lado derecho de la cabeza, reveló el primer parte médico.

El exjefe de Estado sufrió al menos tres paros cardiorrespiratorios mientras era sometido a la operación y logró ser reanimado en las tres oportunidades, pero no soportó el cuarto paro. 

Las últimas horas de García. El líder aprista, quien fue dos veces presidente de Perú, se disparó en la cabeza este miércoles al conocer de su orden de detención preliminar dictada en la medianoche por un tribunal.

El ministro de Interior y Justicia, Carlos Morán, precisó que la Policía Nacional ingresó a casa de García a las 6:00 hora local, para ejecutar la orden de detención en su contra.

Al recibir a los efectivos policiales, García informó que llamaría a su abogado, procedió a encerrarse en su habitación y minutos después se escuchó la detonación.

La Policía tuvo que forzar el ingreso a la habitación y encuentró al ex presidente en posición de sentado con una herida de bala en la cabeza. Inmediatamente fue trasladado al hospital.

Este martes, en la que fue su última entrevista, García aseguró que no está vinculado a ningún hecho de corrupción y que una eventual detención sería "una gran injusticia". "Jamás me vendí y está probado", aseguró.

El abogado de García, Erasmo Reyna, cuestionó el procedimiento policial en contra de su defendido y la calificó como "abusiva, arbitraria, sin fundamento". En respuesta, el ministro Morán, aseguró que estuvo ajustado a los protocolos.

"Decisión de un hombre libre". El congresista Mauricio Mulder, del partido aprista que llevó a García a la presidencia de Perú, se pronunció minutos después de conocerse la noticia afirmando que "el ex presidente ha tomado la decisión de un hombre libre".

Mulder responsabilizó al Gobierno peruano y los medios de comunicación por la decisión del ex mandatario. "(...) esa es la responsabilidad de este Gobierno y de esta prensa que se encargaron de mostrar a Alan García como un trofeo", dijo.

El ex secretario personal de Alan García, Ricardo Pinedo, informó que el féretro del ex presidente será llevado la noche de este miércoles al aula magna de la Casa del Pueblo, local del Partido Aprista.

 

García, de 69 años, estaba siendo investigado en relación con Odebrecht. La empresa brasileña desató el mayor escándalo de corrupción en América Latina tras admitir públicamente en 2016 que ganó contratos de obras en la región con pago de sobornos.

La situación legal de García se complicó después de que este domingo se difundiera que Odebrecht, revelara que el ex secretario general de Presidencia, Luis Nava, y su hijo José Antonio Nava, recibieron US$4 millones de la empresa para lograr el contrato de construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.

Este martes, en la que fue su última entrevista, el ex mandatario García aseguró que no está vinculado a ningún hecho de corrupción y que una eventual detención sería "una gran injusticia". "Jamás me vendí y está probado", aseguró.

*Con información de Andina y El Comercio.